Washington, (Notimex).- Al menos 66 residentes que enfermaron de coronavirus COVID-19 murieron en un asilo para veteranos en Massachusetts, donde las autoridades estatales y federales intentan averiguar qué se hizo mal durante el brote más mortal en un centro de Estados Unidos.

Mientras la cifra de muertos continúa en aumento en la Casa Hogar para Soldados Holyoke, de administración estatal, las autoridades federales investigan si a los residentes se les negó la atención médica adecuada y la fiscalía estatal sopesa la posibilidad de presentar cargos.

Los veteranos residentes a los que se les diagnosticó el virus han fallecido, mientras otros 83 residentes y 81 miembros del personal han arrojado positivo al coronavirus, informaron las autoridades.

El superintendente del asilo, Bennett Walsh, dijo a principios de mes que las autoridades estatales sabían que el asilo estaba en "situación de crisis” en cuanto a escasez de personal y que se avisó desde el principio de los contagios en el lugar.

El gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, anunció una financiación adicional de 130 millones de dólares para las residencias de ancianos e instalaciones de cuidados del estado, para proporcionar personal adicional, equipo de protección y limpieza y desinfección de las instalaciones.

Este martes Estdos Unidos se convirtió en el primer país del mundo en superar el millón de contagios, entre los que se incluyen más de 57 mil fallecidos por COVID-19.