México.- Este 8 de noviembre se cumple el quinto día de que Diana Pérez intenta ingresar a las instalaciones de Notimex. El acceso se le ha negado. Las razones que le han dado han sido diferentes. El primer día le dijeron que no era su horario laboral, después que era su día de descanso y por último que no podía entrar al edificio porque tenía una licencia con goce de sueldo.

El quinto día (8 de noviembre) en el que Diana, editora de negocios de Notimex, se presenta a las instalaciones donde la estaba esperando el notario y gente de producción con cámaras, con la finalidad de obligarla a aceptar papeles que argumentan un cambio de horario que nunca se consensuó con la dirección editorial, ni con el sindicato ni con ella, como marca el contrato laboral.

"Ya estaban preparados para cuando yo llegara, y entregarme los supuestos documentos que por supuesto no recibí, son documentos creados con fechas falsas y errores, y me negué a recibirlos".

El cambio de horario sin antelación es una falta al contrato colectivo. El horario que se le ofrece a Diana es por la tarde, de las 14:00 horas a las 21:00 horas con días de descanso entre semana (lunes y martes). Lo que pone en riesgo su seguridad física y estado de salud, porque tendrá que exponerse a usar el transporte público, tomar taxi o Uber. Así como a cambios de temperatura que podrían comprometer el estado de embarazo de alto riesgo en el que se encuentra.