México.-Con coronavirus o sin él, la familia es lo primero: es lo que debió de pensar una mujer alemana de 101 años cuando se escapó de su residencia de ancianos para celebrar el cumpleaños de su hija.

La mujer se escabulló el lunes por la tarde por la salida de emergencia, informó la policía de Brunszick, ciudad del norte del país, en un comunicado.

Una patrulla la halló errante en la calle. La anciana negó que viviera en el cercano geriátrico y aseguró que residía con su hija.

Los agentes la condujeron entonces a casa de esta última, la que confirmó que su madre vivía en el centro para mayores desde hacía dos semanas. “Echaba mucho de menos a su hija”, explicó la policía.

La anciana “pudo al menos ver brevemente a su hija desde el coche de policía”, según las autoridades, antes de ser llevada de vuelta