México.-Una mujer en la provincia de Guangdong, sur de China, se colocó un resorte metálico en la vagina pensando que funcionaría como un DIU (dispositivo intrauterino) o método anticonceptivo y así evitar quedar embarazada.

Dejó el resorte dentro de su cuerpo durante seis meses, y solo se descubrió que se lo había introducido cuando la madre de tres llegó al hospital embarazada, pidiendo un aborto.

La ginecóloga Fu Junhong dijo que la mujer de 31 años fue al hospital de Minzhong con un embarazo de cinco meses para solicitar un legrado.

Cuando los médicos fueron a verificar la salud del bebé, descubrieron el resorte, que medía unos 5 cm de ancho. Después de tratar a la mujer, Fu dijo:

Estaba embarazada de cinco meses y vino a nuestro hospital para un procedimiento de aborto. Durante nuestros controles, encontramos anillos alojados entre su vagina y cuello uterino: era un resorte que ya había sido envuelto por su tejido vaginal.

El resorte tuvo que retirarse mediante una cirugía de emergencia, y los cirujanos usaron un par de alicates para cortar el resorte, ya que no pudieron quitarlo todo de una sola vez.

La mujer pensó que insertar un resorte en su cuerpo prevendría más embarazos. Lo encontró en el piso de su taller. Lo recogió, lo lavó y luego lo insertó. No está claro a qué se dedica para ganarse la vida.

No pudimos sacarlo durante la operación, por lo que nuestros cirujanos usaron un par de alicates y cortaron el resorte, y lo retiramos pieza por pieza.

Afortunadamente, la mujer no sufrió daños en los tejidos ni infecciones, y fue dada de alta del hospital poco después de la operación, que duró alrededor de 40 minutos.

La doctora no informó si la madre continuó con el aborto, que en China está prohibido a partir de los seis meses de embarazo, pero sí se requiere en circunstancias especiales, se permite más adelante.

Fu aconsejó al público que utilice métodos anticonceptivos “normales”, como condones o píldoras.