México.-Oraida Herrera Díaz llegó el pasado 26 de febrero a su natal República Dominicana en un vuelo de Iberia procedente de Italia. La mujer presentó síntomas gripales y se dirigió a una clínica, lugar donde le realizaron una prueba de COVID-19 que dio positivo.

Días después, el Ministro de Salud Pública de la isla, Rafael Sánchez Cárdenas, informó que Herrera había dado positivo y la acuso de haber abandonado el hospital sin permiso.

Ante la confusión que se ha generado, Herrera enseñó un documento al programa Al Rojo Vivo de Telemundo que indica que tiene permiso de irse del centro de salud y desmintió que se haya fugado.

Herrera pidió a las autoridades sanitarias que le entregaran un certificado que señalara que había dado positivo con coronavirus y como no ocurrió, ella botó a las personas de su casa.

Contó que un médico se dirigió a su vivienda para informarle sobre la prueba, pero describió que no contaba con ningún traje de protección indicado en el protocolo para tratar con personas contagiadas.

La mujer expresó que se siente acosada por los vecinos y que recibe mensajes muy fuertes a través de las redes sociales con numerosas críticas.

Lo dicho por la clínica ante el posible caso de COVID-19

Sin embargo, la doctora Isabel Ramírez, directora de la clínica Siglo XXI, dijo a los medios dominicanos que la paciente se negó a seguir con los protocolos, además de firmar un documento donde ella se hace responsable de ir a su casa y quedarse en aislamiento.

Trascendió que llegó una ambulancia con equipo especializado y se llevaron a la señora Herrera de regreso al hospital.

Hasta la fecha, las autoridades de salud en República Dominicana han confirmado cinco caso positivos con el nuevo coronavirus en el país.