Acapulco, Guerrero.- A pesar de operativos de seguridad y otras acciones oficiales, en durante enero, Acapulco registró el homicidio doloso de 70 personas, entre ellas 7 mujeres.

La presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, ha presumido, sin presentar estadísticas, que durante su gobierno se disminuyeron los asesinatos, sin embargo las cifras contrastan con lo dicho de manera oficial.

A través de un recuento se informó que hasta hoy, jueves 31 de enero, en Acapulco fueron asesinadas 70 personas, lo que representa un promedio de 2.5 asesinatos diarios.

Tan sólo en los primeros 100 días de gobierno municipal, Acapulco alcanzó un total de 254 muertes dolosas, entre los meses de octubre del 2018 a enero del 2019, superando las muertes dolosas de años anteriores.

Entre los 70 homicidios, siete de ellos fueron a mujeres. Acapulco fue señalada el año pasado como la ciudad más insegura para las mujeres, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para las Mujeres.

Otro de los sectores más afectados en este mes fue el de los transportistas. En tan solo los 31 primeros días del 2019 fueron asesinados 11 trabajadores del servicio de transporte público en modalidad taxi, así como un transportista.

Además se incrementó el asesinato de jóvenes, en enero fueron asesinados cuatro estudiantes de diversos niveles académicos. También se contabilizó la muerte de dos agentes de la Secretaría de Seguridad Pública municipal y cuatro comerciantes.

Sobre el evidente repunte de violencia en Acapulco, las autoridades municipales que encabeza la ex magistrada Adela Román Ocampo ha guardado silencio e incluso trató de afirmar que hubo reducción de este delito durante su gobierno.

Adela Román ha acusado a su policía municipal de haber sido “el brazo armado del narcotráfico”, sin embargo a cuatro meses de gobierno no ha aumentado ni la certificación ni el número de agentes a esa corporación.