Tetela, Morelos.- Una intensa caída de ceniza se registra en los municipios de Hueyapan, Tetela del Volcán, Ocuituco, Yecaixtla y Cuautla, en la zona oriente de Morelos.

“Esta mañana amanecimos con una fumarola considerable del volcán Popocatépetl y que, por la orientación del viento, pues nos está cayendo ceniza desde muy temprano y hasta el momento sigue cayendo mucha ceniza.

“Es bastante, de hecho, comenzó una ceniza muy delgada y ahorita es una ceniza más gruesa y una actividad tan prologada difícilmente habíamos tenido una actividad así”, dijo Héctor de la Torre, director de Gobierno en Tetela del Volcán.

Fue la explosión registrada a las 6:44 horas de este lunes la que provocó una fumarola de entre 4 y 5 kilómetros de altura.

La dirección del viento provocó la lluvia de ceniza en territorio morelense.

Ceniza Ceniza

Ante la fuerte caída del material volcánico, las autoridades estatales y municipales repartieron cubrebocas entre la población.

“Se ha estado repartiendo los cubrebocas, se está exhortando a la población a que no haya ninguna actividad fuera porque inmediatamente comienza uno con los problemas en los ojos, en la garganta, incluso inmediatamente se empieza a sentir la ceniza en los hombros, en el cabello, entonces si no tienen necesidad de estar afuera, que no estén afuera, principalmente los niños.

“Se ha repartido a toda la población, tenemos cubrebocas suficientes para toda la gente, se han ubicado en algunos puntos estratégicos, las escuelas, estación de servicio de la gasolina, en los cruceros, aquí mismo en las instalaciones del Ayuntamiento ha estado pues con eso y yo creo que tenemos los suficientes y se ha distribuido a todos los que los aceptan”, dijo el director de gobierno municipal.

Personal de la 24 Zona Militar y de Protección Civil estatal realizan recorridos en la zona para apoyar con el reparto de cubrebocas y para recolectar muestras de la ceniza arrojada por el volcán.

Los pobladores permanecen atentos a las indicaciones de las autoridades.

“En la mañana eran como las seis y media cuando iba saliendo cuando oí que tronó el volcán y ya de hecho la arenilla me empezó a caer al poco rato, como a eso de las ocho en adelante y de hecho pues no nos espantamos, de todos modos, ahora sí que luego, luego siente uno la arenilla.

“Nos están dando tapabocas más que nada para la nariz, para que no nos afecte nada en la garganta y ahorita no se puede comer en la calle porque sigue cayendo arenilla porque ahora cayó más que la semana pasada y sigue cayendo todavía”, dijo Ramón Figueroa Sánchez, habitante del Barrio de Santiago de Tetela del Volcán.

Hasta el momento las actividades en escuelas y oficinas públicas no se han suspendido.