Villahermosa, Tabasco.-Los vestigios del centro ceremonial más antiguo de la cultura Maya Aguada Fénix, ubicado en el municipio de Balancán, fronterizo con Guatemala, contemporáneo al asentamiento Olmeca de San Lorenzo, Veracruz,están muy próximos a exhibirse “sólo” en Museo de Sitio.

El sitio arqueológico es una plataforma que mide casi kilómetro y medio en su eje norte-sur y 399 metros en su eje este-oeste. La construcción tiene una altura de entre 10 y 15 metros y presenta nueve calzadas que se extienden desde la elevación.

El alcalde de Balancán, Saúl Plancarte Torres, adelantóeste sábado que las estructuras de Aguada Fénix no podrán ser expuestas al público como en Palenque y otras zonas arqueológicas, “porque podrían ser dañadas por los efectos climáticos, al estar construidas con piedra y barro”.

"El montículo no puede ser puesto a la vista, no es la clásica estructura que conocemos de los edificios de Palenque o Moral, Reforma, la plataforma es de entre 9 y 15 metros de altura por mil 200 metros de ancho, es hecha de piedra y barro”, especificó.

Dijo que la estructura está situada sobre una planicie, razón por la que se pierde en montañas o cerritos naturales, por ello hay el proyecto de hacer un museo de sitio para exponer toda la información referente a Aguada Fénix, que revela el desarrollo de la civilización Maya.

Por su parte, el arqueólogo TakeshiInomata, uno de los responsables de la exploración, consideró que el museo de sitio aprovechará el potencial turístico de la zona.

"Según entiendo van a utilizar esas vías que existen ya para el Tren Maya, que pasan por parte del sitio de Aguada Fénix y parte del sitio del Tiradero, y llega a San Pedro, entonces eso representa mucho potencial para el desarrollo turístico de esta área", dijo.

Los profesores TakeshiInomata y Daniela Triadan, de la Universidad de Arizona, con autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), encabezan el equipo que descubrió el sitio nombrado Aguada Fénix en 2017, y luego de tres años de investigaciones publicaron su hallazgo en la revista Nature, el 3 de junio.

Mediante fechamiento por radiocarbono, los investigadores estiman que la estructura se construyó alrededor de los años 1000 y 800 aC. Fue localizada en 2017 por medio de reconocimiento aéreo con tecnología lidar (acrónimo de light detection and ranging, es decir, detección por luz y distancia), método remoto que utiliza sensores de láser para crear mapas tridimensionales de la superficie terrestre.

museo Tabasco

museo Tabasco.

El descubrimiento

De acuerdo con la revista Nature, en el año 2017, los investigadores TakeshiInomata y Daniela Triadánde la Universidad de Arizona Estados Unidos, realizaron un estudio LiDAR que detectó la plataforma y al menos nueve rutas que conducen a ella.

Investigaban más sobre el surgimiento de la civilización Maya y su relación con los Olmecas, centrándose en el área del Río San Pedro, Balancán, y una parte del Usumacinta en el municipio de Emiliano Zapata, esto los llevó a descubrir el sitio “Aguada Fénix” que mide 1.4 kilómetros de largo y 400 metros de ancho.

La innovadora tecnología láser generalmente se usa desde los aviones para "ver" las estructuras debajo de la densa copa de los árboles, pero en este caso reveló un descubrimiento sorprendente que pasaba desapercibido a simple vista en las granjas deforestadas de Tabasco durante siglos o milenios.

Una enorme plataforma de tierra de tres mil años de antigüedad coronada con una serie de estructuras, incluida una pirámide de 4 metros de altura, ha sido identificada como la construcción monumental más antigua y más grande descubierta en la región maya.

Es el último descubrimiento que respalda la visión emergente de que algunas de las primeras estructuras construidas en la región maya fueron significativamente más grandes que las construidas más de un milenio después durante el período maya clásico (250-900 d.C.), cuando el imperio estaba en su apogeo.

El descubrimiento tuvo lugar en el estado mexicano de Tabasco en el sitio de Aguada Fénix, a unos mil 368 kilómetros al este de la Ciudad de México. Una región conocida como las tierras bajas mayas, donde la civilización maya comenzó a emerger.

El 7 de febrero de 2019, el alcalde de ese municipio, Saúl Plancarte Torres recibió el avance de la investigación de los arqueólogos, investigadores y profesores de la School of Anthropology de la University Of Arizona Estados Unidos de Norte América, Daniela Triadán y TakeshiInomata.

Le informaron que el sitio arqueológico denominado “Aguada Fénix”, lugar que data a más de 3 mil años antes de cristo es considerado como el Santo Grial de los mayas, ubicado en Balancán.

Le adelantaron que este descubrimiento arqueológico podría cambiar la historia de la civilización Maya, porque habían localizado 15 nuevos sitios Mayas de forma rectangular en la zona del ejido Naranjito y en el rancho El FÉNIX propiedad del señor Jorge Luis Pérez Avendaño.

Es sobre la carretera El Naranjito-San Pedro, antes de llegar a la Base Militar ubicada en el poblado San Pedro, donde se localiza “Aguada Fénix”.

Los investigadores le detallaron que después de ocho metros de profundidad llegaron a una parte más antigua y que mirando los materiales piensan que fue construida más o menos mil años antes de Cristo, es decir tres mil años antes de ahora, el arqueólogo japonés.

TakeshiInomata sostuvo que este descubrimiento es muy significativo porque antes de tres mil años no se sabía que la civilización Maya se dedicaba al cultivo del maíz, por el contrario se sabía que se dedicaban a la pesca y la construcción de grandes templos y ciudades.

Le expusieron al alcalde que existen sitios grandes de los Mayas, pero muchos tienen fechas de 400 años antes de Cristo, la mayoría es más tarde, 600 años después de Cristo, pero el sitio de Aguada Fénix es uno de los más grandes en el área Maya y el más antiguo.

Los investigadores TakeshiInomata y Daniela Triadán son patrocinados por la Universidad de Arizona, Estados Unidos, la UNAM, la Universidad Veracruzana y el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

El 28 de febrero de 2019, el presidente municipal Plancarte Torres, acompañado de los arqueólogos TakeshiInomata y Gabriela Triadan, la plataforma de 1.2 kilómetros de largo por 400 metros de ancho, construida con arcilla de color negro, rojo y blanco.

El valor arqueológico

El 3 de junio pasado, la revista Nature publicó el artículo “Monumental architecture at Aguada Fénix and therise of Maya civilization”, por TakeshiInomata, Daniela Triadan, Verónica A. Vázquez López, Juan Carlos Fernandez-Diaz, TakayukiOmori, María Belén Méndez Bauer, Melina García Hernández, Timothy Beach, ClarissaCagnato, KazuoAoyama&HirooNasu.

El autor principal TakeshiInomata, asegura que siendo un monumento tan grande no se identificó antes, es porque cuando caminas por el sitio, no te das cuenta de la magnitud de la estructura.

"Tiene más de 9 metros de altura, pero las dimensiones horizontales son tan grandes que no te das cuenta de la altura", expuso.

Considera que la construcción inicial de la plataforma comenzó alrededor del año 1,000 a. C., basada en la datación por radiocarbono del carbón dentro del complejo.

Inomata estima que el volumen total de la plataforma y de las estructuras en la parte superior es de al menos 3,7 millones de metros cúbicos, lo que significa que es más grande incluso que la pirámide egipcia más extensa.

También calculó que habría implicado más de seis años de trabajo a tiempo completo de cinco mil personas para poder construirla.

"Creemos que este fue un centro ceremonial", dice Inomata. "(Es) un lugar de reunión, posiblemente involucrando procesiones y otros rituales que solo podemos imaginar".

No se han encontrado edificios residenciales en o alrededor de la estructura, por lo que no está claro cuántas personas pueden haber vivido cerca.

Pero el gran tamaño de la plataforma lleva a Inomata a pensar que los constructores de Aguada Fénix fueron abandonando gradualmente su estilo de vida de cazadores-recolectores, probablemente ayudados por el cultivo de maíz, evidencia que también se ha encontrado en el sitio.

Como evidencia potencial, Inomata señala el sitio ceremonial aún más antiguo de San Lorenzo, a 386 kilómetros al oeste en una región que fue colonizada en ese momento por el pueblo olmeca.

Construido, al menos, 400 años antes que Aguada Fénix, San Lorenzo presenta una colina artificial con terrazas que puede haber tenido una función similar. Pero también tiene estatuas humanas colosales que pueden indicar que algunas personas tenían un estatus más alto en la sociedad que otras.

Puede parecer probable que las personas que construyeron Aguada Fénix se inspiraron en San Lorenzo, pero la arqueóloga Ann Cyphers de la Universidad Nacional Autónoma de México, que ha trabajado en San Lorenzo, considera que los sitios son "bastante distintos" y agrega que la cerámica que se encontró allí también es muy diferente de la que se encuentra en Aguada Fénix.

Durante mucho tiempo, algunos investigadores pensaron que los mayas no fueron unos sedentarios hasta el año 350 antes de Cristo, aproximadamente. Hoy, la idea cambia. El sedentarismo apareció mucho antes debido a la importancia de los cultivos de maíz para dichas civilizaciones y a la presencia de vajilla de cerámica.