Alcibiades Ramírez Chávez, padre del alcalde de Cocula, Eric Ulises Ramírez Crespo detenido por segunda ocasión acusado de delitos contra la salud este martes alertó que hasta ahora no sabe nada de su hijo a pesar de que ya acudió al juzgado que según la PGR libró la orden de arresto.

Consideró como injusta la orden de aprehensión en contra de su hijo y pidió a la Procuraduría General de la República (PGR) que investigue a toda su familia para que vea que son “gente de bien”.

En octubre pasado, Ramírez Crespo fue detenido en Cuernavaca, Morelos junto con el líder del grupo delictivo de Guerreros Unidos, Adán Zenén Casarrubias Salgado. Al concluir un arraigo de 40 días, el alcalde fue puesto en libertad a principios de diciembre.

Este martes, la Policía Federal y soldados del Ejército mexicano detuvieron otra vez al alcalde en la carretera federal Cocula-Iguala por el delito contra la salud en su modalidad de fomento.

En entrevista por teléfono este día, Ramírez Chávez pidió a la PGR que investigue las actividades de toda su familia. “Nosotros no tenemos miedo a nada, pueden investigar al doctor y a mí como su padre porque siempre nos hemos dedicado a trabajar en forma honesta y en ayudar a la gente”, dijo quien también fue alcalde de Cocula.

El padre del alcalde señaló que en enero su hijo envió varios oficios al dirigente estatal del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán y a mandos de la Policía Federal informando que la síndico procuradora, Enriqueta García Pérez, recibió amenazas de muerte vía telefónica.

“No sabemos quién o quiénes la hayan amenazado de muerte, y no podemos decir que fue la delincuencia organizada la que le ha llamado”, mencionó.

Dijo que este jueves acudió junto con un abogado al Juzgado 9º de Distrito de la ciudad de Iguala para pedir información relacionado con la detención del alcalde. Según la PGR, fue en este juzgado federal donde se libró la orden de aprehensión.

“Aquí no nos dicen nada, pero en las próximas horas se va a determinar la situación jurídica de mi hijo y derivado de eso se va a decidir qué procedimiento legal podrá hacer la defensa”, señaló.

—¿Hay algún carácter político en la detención del alcalde?

—No, no debe ser así, es una detención que yo la veo injusta porque estuvo arraigado 40 días. A él se le investigó, tuvieron tiempo suficiente para investigarlo.

—¿Recurrirán a un amparo?

—Estamos esperando la información para poder ofrecer pruebas, para ver de qué se le inculpa, porque no sabemos de qué se le inculpa, no sabemos cómo salió liberada la orden de aprehensión. Mi hijo jamás se ha dedicado a la delincuencia ni andar en malos pasos, no hay ninguna veracidad, eso lo debemos probar nosotros.

—¿Le están fabricando delitos?

—Aquí en Cocula es pueblo chico infierno grande, y puede preguntar por su honorabilidad, de los dos. Qué vengan, somos conocidos, si me quieren hacer una investigación como su padre que me la hagan, nosotros nos hemos dedicado a ayudar a la gente que menos tiene.