México.- El gobierno de México ha informado que no tiene conocimiento de las joyas de Joaquín ′Chapo’ Guzmán, que fueron incautadas en 1993, año en que fue detenido por primera vez el narcotraficante.

Se habla de 103 joyas que fueron extraídas al ‘Chapo’ cuando fue aprehendido por primera vez, pero el destino de estas sigue siendo un misterio.

Las joyas no han sido vendidas. El lote incluye un reloj sin marca con emblema “presidente Constitucional 1988-1994” en caja de acero esmaltado y pulso de piel maltratado. Los años inscritos en la insignia corresponde al período presidencial de Carlos Salinas de Gortari.

También destaca un dije de oro de 14 quilates con 120 diamantes y una inscripción con el nombre Chapo, además de otras joyas con alusiones a su familia. Sin embargo, las autoridades en México desconocen su paradero.

 “No tengo un mayor detalle sobre su administración y sobre su destino”, dijo en entrevista Ricardo Rodríguez, director del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), la institución que se encarga del resguardo y custodia de los bienes asegurados.

Un inventario de las joyas que fueron decomisadas y al cual tuvo acceso Univisión, contiene dijes, anillos, pulseras y varios relojes rolex, en especial uno, con 332 diamantes blancos. También se incluye un juego de collar, pulsera y anillo de oro con 85 zafiros australianos.

Un juego de cachas para pistola con 251 zafiros australianos 192 diamantes y las letras JG, están en el lote perdido.

También están enumerados dos esclavas de oro con el nombre Alex, dos pendientes con una letra A y otra similar con 59 diamantes y el nombre Gisel, como Alejandrina, primera esposa de Guzmán, y Alejandrina Giselle, una de las hijas de su primer matrimonio.

Según el inventario, una esclava más tiene escrito el nombre César, otra las iniciales CGZ con 59 diamantes, más una última que contiene la inscripción con el nombre Alfredo y 40 diamantes. César y Alfredo Guzmán son los otros dos hijos del matrimonio del ‘Chapo’ Guzmán y Alejandrina Salazar.

Sin embargo, las autoridades actuales dicen no tener conocimiento de la existencia del lote ni de la permanencia en poder del SAE, dijo el actual director, Ricardo Rodríguez.

Por su parte, Alba Zabaneh, quien fue perito valuador para el SAE y analizó el documento de descripción de cada uno de los artículos señaló que el lote de subasta podría valer entre 170 mil y 200 mil dólares, mientras que en valor de mercado podría costar 400 mil y 500 mil dólares.

Las joyas pudieron estar siete años en una bóveda bajo resguardo de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), pero en 2001 fueron trasladadas a instancias de la SAE.

Uno de los entrevistados señaló que un abogado pedía la devolución de las joyas del ‘Chapo’. El mismo hombre se presentaba cada martes a las 11:00 de la mañana para hacer la misma petición, pero después dejó de ir.

Joaquín Guzmán fue aprehendido nuevamente en 2014 y en ese momento ordenó a sus abogados que volvieran a intentar recuperar las joyas, pero el caso había prescrito.