Ciudad de México.-Naomi Osaka se reencuentra con la corona del US Open tras dos años. Una pelea que no fue sencilla para la japonesa, que tuvo que remar contracorriente ante un imponente Victoria Azarenka para vencerla 1-6, 6-3 y 6-3.

La guerra por el título inició del lado de Azarenka, que logró dominar rompiendo el saque de Osaka y sin cansarse se llevó el primer set en 26 minutos. Un juego que parecía no tenía rival, pues ya eran 11 juegos consecutivos en los que se imponía Vika en el torneo.

La segunda manga fue diferente. Azarenka volvió con dominio de 2-0, haciendo correr a Osaka de un lado a otro aprovechándose de su lesión.

Pero eso no fue suficiente para vencerla, y logró apuntarse de manera consecutiva los siguientes siete de ochos juegos y así empatar la pizarra.

Con una Osaka repuesta, se fue de inmediato arriba en el tercer set, un 4-1 que apuntaba al título, una desventaja que ya no pudo reponer Vika para dejarle la victoria y la corona a Naomi Osaka.

Hoy no solo ganó Osaka, también la lucha que ella llevó haciendo visible los nombres de todas aquellas personas que han muerto por el racismo en Estados Unidos.