ESTADOS UNIDOS.- La tenista Naomi Osaka se retiró al pasar a la semifinal del Western & Southern Open, en un llamado a la justicia racial que recibió pronto el apoyo de otros jugadores.

“Como deporte, el tenis de manera colectiva está tomando una postura en contra de la inequidad e injusticias raciales que una vez más están en el centro de la atención en Estados Unidos. La Asociación de Tenis de Estados Unidos, la Gira de la ATP y la WTA han decidido reconocer este momento con una pausa en el torneo Western & Southern Open el jueves 27 de agosto”, indicaron las tres organizaciones en un comunicado.

Osaka, estrella japonesa y la última de las 10 mejores de la clasificación mundial que permanece en el torneo femenino, se unió a otros deportistas del baloncesto, béisbol y fútbol que exigen un cambio después de que la policía de Wisconsin disparó en contra de Jacob Blake.

Mediante Twitter, Osaka publicó que, como una mujer negra, se siente obligada en darse de baja del torneo para enfocar la atención en las acciones de la policía contra la gente de esa raza.

“No espero que ocurra nada drástico si no juego, pero si puedo lograr que se inicie una conversación en un deporte de mayoría blanca lo consideraré un paso en la dirección correcta”, escribió Osaka, cuarta preclasificada. “Observar el continuo genocidio de la gente de raza negra a manos de la policía honestamente me hace sentir enferma del estómago”.

Tras alcanzar la semifinal el miércoles Milos Raonic dijo que la ATP y WTA deberían de considerar una acción conjunta que vaya más allá de un grupo pequeño de jugadores. Osaka venció a la número 12 del mundo Anett Kontaveit por 4-6, 6-2, 7-5 el miércoles.