Ciudad de México.-Napoli consiguió la Copa Italia al vencer a la Juventus en penales y su afición salió a festejar, olvidando la sana distancia.

Cinco mil personas abarrotaron la plaza Triestre y Trento, sin importar que hace poco la ciudad sufrió los estragos del coronavirus.

La OMS condenó los festejos de los aficionados del equipo italiano.

"El problema sigue ahí y no podemos permitir ver esto en este momento. El virus sigue circulando. Es miserable, duele ver estas imágenes. Desgraciados", aseguró Ranieri Guerra, subdirector de la Organización Mundial de la Salud.