#A sangre fría

Narco levanta a niños para plantar mariguana y amapola

En Guerrero, así como en el denominado Triángulo Dorado de la Sierra de Sinaloa, donde hay “levantamientos” de jóvenes de primarias y secundarias.

Por Redacción, 2019-04-30 11:48

México. Notimex.- El director ejecutivo de Red por los Derechos de la Infancia, Juan Pérez García, aseguró que el trabajo infantil va desde el empleo familiar o comunitario, hasta la esclavitud en la siembra y el cultivo de la amapola.

Lo más preocupante es que los menores son reclutados, “levantados” o forzados a participar en actividades ilícitas, pues hay denuncias sobre la esclavitud de niños y adolescentes que son obligados a trabajar en plantíos de mariguana, planteó.

Tales son los casos de los estados de Guerrero, así como en el denominado Triángulo Dorado de la Sierra de Sinaloa, donde hay “levantamientos” de jóvenes de primarias y secundarias.

Recordó que hay denuncias sobre ataques a secundarias en Guerrero, donde se llevan a menores de edad para que trabajen en la cosecha de mariguana. En Veracruz incluso han cerrado escuelas para evitar que “levanten” a los menores, muchos de los cuales nunca son vueltos a ver, sostuvo.

En entrevista con Notimex, Pérez García expresó que el trabajo infantil es resultado de la desigualdad económica, pues 47 por ciento de las familias en México sufren pobreza.

Abundó que cuando se desagregan los datos de la niñez o personas menores de 18 años, la pobreza alcanza 53 por ciento de los casi 22 millones de niñas, niños y adolescentes, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

De ese universo, detalló, 4.7 millones están en pobreza extrema y enfrentan dificultades para comer cuando menos una vez al día, lo que explica el porqué hay más de tres millones de ellos en actividades económicas entre los cinco y los 17 años de edad.

La mayor parte de ellos, señaló, ocho de cada 10 lo hacen en pequeñas unidades, y de esos más de tres millones, unos 500 mil realizan trabajos domésticos, fundamentalmente mujeres, y 2.5 millones están en el sector agrícola o en talleres familiares y venta de servicios.

Detalló que hay tres tipos de actividad económica que realizan los menores, como es la familiar o la comunitaria que no necesariamente es perniciosa; hay la que hacen para un tercero, donde incluso se les contrata; y están las actividades ilícitas, donde sufren explotación e incluso pueden ser esclavizados.

En las comunidades rurales es una práctica tradicional que los padres les trasmitan a los hijos sus conocimientos sobre la siembra y los cultivos, así como el uso de la tierra, involucrándolos desde pequeños, lo que no implica que dejen la escuela o que dejen de jugar o estén en riesgo.

Algo similar ocurre con otras actividades como el comercio ambulante, expuso, aunque hay un común denominador: se trata de familias que sufren pobreza extrema, donde el trabajo de los hijos forma parte de sus ingresos.

La que se realiza por contrato, expuso, particularmente en las zonas urbanas, se hace principalmente en la industria de la construcción, donde se tiene como prioridad contratar a adolescentes indígenas, quienes están urgidos de obtener un ingreso, sin conocer sus derechos laborales y muchos son analfabetas e incluso no hablan español.

Casos semejantes se ven en la industria minera y, por supuesto, en el sector agrícola, donde familias enteras viajan de Oaxaca o Guerrero hacia los campos de Sinaloa, Sonora y Baja California, por mencionar los más notables.

Estas últimas actividades sí son perniciosas, porque pueden significar la pérdida de escuela, riesgos para su salud, ausencia de días de descanso y en ocasiones hasta exceso de violencia y, pese a ello, la contratación puede ser legal, pues la Ley Laboral permite que un adolescente de 15 años en adelante trabaje con la supervisión de la Secretaría del Trabajo.

Los menores que son contratados enfrentan varias desventajas, como el hecho de que perciben menos salario que un trabajador adulto y no pueden ser dados de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ni ser parte de sindicatos, ni tienen oportunidad de presentar recursos jurídicos cando son objeto de alguna injusticia.

“Son explotados, aportan un beneficio económico al ingreso familiar, pero tienen muchas desventajas que los hace totalmente vulnerables”, subrayó.

#A sangre fría

Criminales han desplazado a 380 mil mexicanos en una década

Dicho desplazamiento forzado de personas, causado por la violencia del crimen organizado es una estimación, y se considera que estas cifras estén “muy por debajo del número real”.

Por Redacción, 2019-07-23 16:25

México.- La violencia del crimen organizado en México habría desplazado a 380 mil personas en 10 años, dijo la directora del Centro de Monitoreo de Desplazamientos Internos (IDMC), Alexandra Bilak, en una reunión encabezada por la titular de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación, Rocío González Higuera.

Señaló que dicho desplazamiento forzado de personas, causado por la violencia del crimen organizado es una estimación, y se considera que estas cifras estén “muy por debajo del número real”.

Precisó que la estimación corresponde al decenio de 2009 a 2018.

El monitoreo del desplazamiento forzado interno, por diversas causas –incluso conflictos y desastres naturales, por ejemplo– está incompleto, dijo.

Constituye un avance el hecho de que el gobierno mexicano reconozca la existencia del problema, expuso Bilak ante representantes de dependencias federales con quienes se reunió para analizar la problemática de los desplazados forzados en México.

Bilak realizará una visita en Chiapas para conocer la problemática de los grupos desplazados, junto con un grupo de funcionarios, encabezados por Rocío González Higuera.

#A sangre fría

Cámaras de seguridad captan momento en que mataron a cirujano en Acapulco

A través de las redes sociales se filtró un video del asesinato del reconocido cirujano plástico Julio César Ramírez Pedrote, quien fue ultimado a balazos en la calle Río Lerma de la colonia Hogar Moderno del puerto.

Por Redacción, 2019-07-23 14:15

México.-Al filo de la media noche del pasado viernes 19 de junio, el cirujano plástico Julio César Ramírez Pedrote, fue asesinado por sicarios, en la colonia Hogar moderno, en Acapulco, Guerrero.

En un video que circula en redes se puede observar como el médico de 46 años desciende de una camioneta blanca, al parecer baja algo de la parte trasera, cuando una motocicleta con dos sujetos abordo se acercan por la parte de atrás.

De inmediato, sin mediar palabra, le dispararon por varias ocasiones. Se puede ver como el hombre trata de defenderse, pero finalmente queda tendido.

Incluso, uno de los asesinos se introduce al interior del vehículo para extraer algo, pero finalmente escapan.

La Fiscalía del Estado de Guerrero ya abrió una carpeta de investigación; sin embargo, hasta el momento se desconoce el móvil del ataque y tampoco han sido detenidos los homicidas del médico.

El ambiente de diversión en el negocio Mr. Bar, ubicado en la avenida Costera Miguel Alemán, Acapulco, Guerrero, se vio interrumpido por un grupo armado que ingresó y mató a balazos a cinco personas e hirió a cino más.

La masacre ocurrió en plena zona turística, al rededor de las 07:00 horas del pasado domingo.

Según un reporte del ministerio público de la entidad, las personas privadas de la vida y lesionadas son todas radicadas en Acapulco. En el lugar de los hechos, fueron asegurados 21 casquillos percutidos calibre 9 mm y calibre 45.

La Fiscalía General del Estado de Guerrero, aseguró que el ataque derivó de una disputa entre integrantes de dos grupos de la delincuencia organizada.

El testigo de uno de los presuntos homicidas de nombre Uriel «N», reveló pertenecer a la banda dirigida por «El Toto» y «El Sai», que se dedican a extorsionar.

Según el fiscal Jorge Zuriel de los Santos, los agredidos formaban parte de la banda de extorsionadores dirigida por «El 20», quien está bajo proceso judicial tras su detención por parte de elementos de seguridad.

Las víctimas se reunían frecuentemente en ese bar, donde se coordinaban para el cobro de coutas y recabarlas de manera diaria. Éstos, se encargaban de las extorsiones en antros y restaurantes de la avenida Costera Miguel Alemán.

Hasta el momento, el único detenido por los hechos ha sido Uriel «N», quien salió positivo en la prueba de rodizonato de sodio, por lo que se comprobó que realizó disparos.

De acuerdo a fuentes extraoficiales, los encargados de «Mr. Bar» facilitaron el ingreso del grupo armado que agredió a tiros a sus rivales.

En otro hecho, en la zona Diamante de Acapulco, un grupo armado baleó el restaurante Kookaburra, que pertenece a la titular del DIF Guerrero, Verónica Escobar.

La balacera, que se suscitó el pasado 20 de julio, no dejó muertos ni personas lesionadas.

En 2012, la actual dueña del establecimiento de comida, fungió como alcaldesa priista del puerto golpeado por la violencia.

Como parte de la seguridad en la costa de las playas Caleta y Caletilla, uno de los principales atractivos del puerto de Acapulco, elementos de la Marina fueron desplegados para resguardar a los turístas. La ocupación hotelera se encuentra en un 63 por ciento en este inicio de semana.

#A sangre fría

Asesinan a taxista en atentado contra sacerdote de Tlapa en Morelos

Juvenal Candia Mosso se trasladaba en el taxi cuando “sufrieron un atentado, en el que perdió la vida al chófer y él está herido de gravedad”.

Por Luis Jijón León, 2019-07-23 13:46

El sacerdote de la Diócesis de Tlapa en la región La Montaña, Juvenal Candia Mosso, fue herido de bala anoche en Cuernavaca, Morelos, tras un ataque al taxi en el que viajaba. El chofer del vehículo murió.

En un breve comunicado la Arquidiócesis de Acapulco informó que el padre Juvenal Candia asistió a Cuernavaca al encuentro Nacional de Pastoral Penitenciaria y se trasladaba en el taxi a su lugar de descanso “sufrieron un atentado, en el que perdió la vida al chófer y él está herido de gravedad”.

El ataque se registró en la calle del Arrastradero, frente al seminario de San José, del poblado de Chamilpa. El sacerdote habría recibido dos balazos, uno de ellos en el pulmón y su estado de salud se reporta grave. El taxista murió en el lugar.

“Como parte de la Provincia Eclesiástica de Acapulco, elevemos nuestras oraciones a Dios nuestro Señor por la Salud y pronta recuperación del padre Juvenal Candia Mosso. Pidamos al Señor por su pronta recuperación y cese la violencia en el país”, pidió la Arquidiócesis.