México.- Los cárteles mexicanos del narcotráfico han optado por mantener en secreto sus comunicaciones y lejos del acceso de las autoridades, con el uso del WhatsApp.

De acuerdo con una investigación de Milenio, esta aplicación y otras similares se han convertido en la herramienta preferida por el crimen organizado para coordinar acciones en las que se perpetran asesinatos y envíos de droga.

Funcionarios del gabinete de seguridad en México reconocieron que con este tipo de mensajes, los narcotraficantes evitan que agencias de inteligencia puedan escuchar llamadas telefónicas autorizadas por un juez, método para espiar sus movimientos.