#Creativos

Narcoseries: ¿qué sería la televisión actual sin ellas?  

Máscaras, armas largas, motocicletas, peligro, corrupción y muerte conforman la arquitectura del mundo narco.

Por Lucía Deblock, 2017-12-04 19:18

“No es buena señal cuando una telenovela en español supera las transmisiones de habla inglesa” fue lo que publicó la revista The Hollywood Reporter en el 2011, tras el estreno de “La reina del Sur”, protagonizada por la polémica Kate del Castillo y basada en la novela del escritor español Arturo Pérez-Reverte.

Desde entonces, se han suscitado casos similares con las teleseries “El señor de los cielos” y “El Chema”. El apetito voraz de las audiencias por este tipo de contenidos ha provocado tantos cambios que ahora vemos producciones enteramente norteamericanas sobre la famosa reina en “Queen ofthe South”, donde una frágil Alice Braga protagoniza uno de los primeros crossovers de narcos con Aurelio Casillas, personaje de Rafael Amaya en “El señor de los cielos” de la cadena hispana Telemundo.

Cada quien adapta las historias de vida según su idiosincrasia y presupuesto, en EU producen series y en América Latina telenovelas, pero es un hecho, el fenómeno del narcotráfico goza de una intertextualidad envidiable y el idioma que domina es un inglés salpicado de someros latinajos.

Para dejar el punto en claro, Netflix es la plataforma de streaming más popular del mundo y “Narcos” es la reina indiscutible (Parrots Analitycs, octubre 2017),  por lo tanto, podemos decir que la vida de los capos colombianos Pablo Escobar y los hermanos Rodríguez Orejuela domina el mundo de los contenidos audiovisuales, seguidos no de muy lejos por la excepcional transformación de Walter White  de “BreakingBad” y  la letal precursora “Rosario Tijeras”, creación del escritor Jorge Franco, novela con la cual ganó el prestigioso premio Hammett en el año 2000.

Las buenas costumbres
Las buenas costumbres

El documental, en su infinita sabiduría, también ha indagado en el fenómeno del narcotráfico a través de varias piezas destacadas, uno que llamó mi atención recientemente fue el trabajo de Clandestino sobre el cártel de Sinaloa, que presentó en primetime por Discovery Channel, en tres palpitantes episodios en los que se respira una tensión digna del más negro cine.

Sin embargo, hay tres documentales notables que merecen líneas adicionales: uno de ellos es “Narco cultura” (2014), del fotoreportero israelita Shaul Schwarz, quien trabajó durante tres años en una investigación sobre cómo el narcotráfico ha permeado lenta y profundamente en la franja fronteriza entre México y Estados Unidos, transformando las costumbres de sus pobladores, los hábitos de consumo, la estética y la moda, las creencias religiosas y de culto y la percepción social sobre la violencia inherente a la droga y sus señores; para tales efectos se sirve de una paradoja y sigue, por un lado, a una figura casi trágica, atrapada en el medio de la violencia y sin capacidad de escape, al perito criminólogo Richi Soto que levanta cadáveres por cientos y por miles los casquillos de armas largas en las calles de Ciudad  Juárez, y por el otro, a Édgar Quintero, un chicano compositor de narcocorridos afincado en Los Ángeles que con aire festivo “recrea” la violencia al aparecer en el escenario con lanzagranadas al hombro mientras entona sus pegajosas rolas, a quien sus actividades empresariales le han dotado de un aire de legitimidad y sapiencia sobre el tema narco, aún sin conocer siquiera Sinaloa, violento lugar que inspiró el nombre de su banda, “Los bukanas de Culiacán”.

Sin lugar a dudas se trata un documental imprescindible, contrastante, de resultados asombrosos y visualmente muy potente.

Capo de capos
Capo de capos

El más conocido de los tres estuvo nominado al premio Óscar en la categoría de mejor documental largo, se trata de “Tierra de cárteles” (Cartel land, 2015),  una muy honesta y profunda investigación periodística de Matthew Heineman quien da voz y pone en contexto a los líderes de los grupos de autodefensa de Michoacán y Arizona; el paralelismo comienza con la injusticia, con la indefensión de los ciudadanos comunes y corrientes, el eje rector es la relación insuficiente de sus respectivos gobiernos, a veces por omisión y otras por ausencia, la escandalosa corrupción y el fracaso en encarar la violencia emanada del crimen organizado; a pesar de los 2 mil 300 kilómetros que los separan, a veces pareciera un juego de espejos donde los argumentos y motivaciones de unos pasan a ser los del otro, motivándolos a tomar la justicia por propia mano.

Sin embargo, hay notables diferencias, mientras en México la violencia es palpable y con estadísticas de horror y queda claro que el enemigo es el crimen organizado, en Estados Unidos pasaron de perseguir migrantes a combatir narcotraficantes que invadían sus terrenos,  más como un patriotismo con tintes xenofóbicos. La analogía del bien y el mal corre por toda la cinta, dejando claro la delgada línea que los separa y que la posibilidad de convertirse en aquello que se combate, es palpable. Es una cinta de gran belleza visual y conclusiones inquietantes.

Tal vez el menos conocido en México, por razones de censura, es el documental “El sicario, room 164” (2010),  resultado de cinco días de entrevista del escritor y periodista Charles Bowden a un sicario mexicano obligado a hacer maletas tras dos días al hilo en el mismo sitio, en un intento por escapar del cártel de Juárez que lo persigue tras su deserción.

Usando una jerga de arquitectura eufemística pero con  toque empresarial, el encapuchado, cuya cabeza dice tener un precio de 250 mil dólares, se confiesa ex comandante de la policía al servicio del cártel y detalla minuciosamente los métodos de reclutamiento del crimen organizado en los centros de formación de los cuerpos policiacos,

El documental abunda en macarrónicos detalles sobre las formas de tortura usados por el sicariato mexicano y muestra organigramas con las estructuras de la mafia y las instituciones corrompidas, todo relatado con una voz curtida en los 20 años de terror que terminaron por quebrarlo. Las conversaciones fueron registradas por el cineasta italiano Gianfranco Rosi, al interior de la habitación de un motel ubicado en algún lugar de la frontera norte de México; la cinta es a partes iguales controversial y conmovedora.

No quiero dejar de mencionar un documental de modesta factura que encontré en Youtube alrededor de 2010, pionero en su tipo y titulado “Confesiones de un sicario”, cuyo protagonista, Drago, da testimonio de cómo había sido utilizado por las agencias mexicanas de investigación contra el crimen organizado y tras años de encierro en casas de seguridad e interrogatorios exhaustivos, de los cuales, dice, obtuvieron información que reportó varias detenciones relevantes, le fue retirada la protección del Estado, quedando a merced del cártel.

Máscaras, armas largas, motocicletas, peligro, corrupción y muerte conforman los elementos más definidos del sórdido encanto arquitectónico del mundo narco.

#Creativos

Muere el escritor Enrique de Hériz a los 55 años

El escritor publicó en 2006 uno de sus textos más celebrados, Mentira, por la que recibió el V Premi Llibreter. Su última novela fue Manual de oscuridad, publicada en 2009.

Por Redacción, 2019-03-15 15:14

México.-El escritor y traductor barcelonés Enrique de Hériz murió a los 55 años, según han informado fuentes cercanas al autor. Conocido especialmente por su novela Mentira, fue además traductor y director editorial enEdiciones B.

“Dolor, dolor, dolor -ha escrito Rosa Montero en sus redes sociales al enterarse de la noticia-. Ha muerto Enrique de Hériz, uno de los mejores escritores españoles (leed Mentira) y una de las mejores personas que jamás he conocido. Mi abrazo emocionado y consternado a Yolanda y sus hijos, y a todos los amigos que también nos hemos quedado huérfanos”, ha lamentado.

Nacido en Barcelona en 1964, De Hériz estudió Filología Hispánica en la Universidad de Barcelona. Publicó su primera novela, El día menos pensado, en 1994. Compaginó su trabajo de escritor con su puesto de director editorial en Ediciones B, hasta que en el año 2000 dedició abandonar el cargo para poder dedicarse plenamente a la escritura.

El escritor publicó en 2006 uno de sus textos más celebrados, Mentira, por la que recibió el V Premi Llibreter. Su última novela fue Manual de oscuridad, publicada en 2009.

Además de escritor y editor, a Enrique de Hériz también se dedicó a la traducción por primera vez al castellano del ciclo completo de Robinson Crusoe.

#Creativos

Guillermo Barba hace justicia a mujeres en novela sobre Güera Rodríguez

La novela de Guillermo Barba devela mitos y leyendas de una personalidad crucial en la historia de México; retrata a una fémina valiente, que arriesgó todo en aras de un sueño libertario.

Por Redacción, 2019-03-08 12:10

México.-María Ignacia Rodríguez de Velasco (1778–1850), más conocida como la Güera Rodríguez, constituye una de las leyendas más seductoras de la Historia de México. Hermosa, atrevida, enérgica, rica, idealista, intrigante, libertina, encantadora y descomedida, se codeó con las altas esferas de la sociedad novohispana en disfrute de enormes riquezas; pero, lo comprometió todo en aras de ideales patrióticos por la Independencia de México.

Olvidada en la historiografía oficial, donde no se ha destacado su protagonismo determinante en la Guerra de Independencia de México, la Güera Rodríguez aparece estigmatizada moralmente por los maridos y amantes que rondaron su existencia. Incondicional de Agustín de Iturbide, tuvo una relación sentimental con el libertador Simón Bolívar y, asimismo, con el naturalista alemán Alexander von Humboldt.

Aparece La Conspiradora (Editorial Planeta Mexicana, 2019), del guionista y comunicador Guillermo Barba (Ciudad de México, 1951): thriller histórico que narra con vehemencia, como no lo han hecho los anales de la Historia de México, los trances, gestos y acciones de una mujer extravagante y liberal, quien fue amiga de virreyes y protectora de Hidalgo, Allende e Iturbide. Fábula que trenza la biografía con el relato de suspenso para exponer talantes inéditos, o deliberadamente silenciados, de una fémina a contracorriente de los preceptos
éticos de su tiempo.

“Sólo he querido reivindicar a María Ignacia Rodríguez de Velasco, la extraordinaria y controvertida Güera Rodríguez. Hay pocos estudios sobre ella. La misoginia ha desdeñado el papel de la mujer en la Independencia. Libertina ilustrada, la vida de la Güera ha sido empañada por el embuste, la especulación, el morbo y el escándalo: es casi imposible delimitar la frontera entre el mito y la realidad. Esta novela está basada en hechos históricos, pero la ficción juega un papel concluyente”, expuso, en entrevista con La Razón, Guillermo Barba.

El Dato: En dos ocasiones la Güera logró escapar del tribunal de la Inquisición por actos de rebeldía contra lo establecido.
¿Por qué recurrió a un discurso narrativo de tensiones emocionales? La vida de la Güera está imbuida de obscuras maniobras, conspiraciones políticas, clandestinajes, entresijos libertarios, misterios y traiciones amorosas. Hay un respeto por lo histórico, pero decidí darle un tono de suspenso, de thriller cinematográfico, a la novela.

¿Tercera persona narrativa donde un yo se interpola a la manera de Flaubert? Leí, antes de comenzar a escribir sobre la Güera, Madame Bovary con el objetivo de observar asuntos de la época. El modo de afrontar la tercera persona omnisciente de Flaubert se impregnó en mí. También Balzac estuvo rondando mientras escribía.

Relato muy visual con montaje de planos cinematográficos. ¿La adaptaría al cine? Tengo propuestas para una serie de televisión, pero todavía no se concreta nada.

Mujer temeraria, esta Güera Rodríguez… El historiador Martín Quirarte me introdujo en su fascinante vida. Me aboqué a una investigación rigurosa. Sí, una mujer admirable: qué pena que el chisme y los supuestos, muchos artificiosos, empañen sus actos.

#Creativos

Hoy cumpliría 92 años Gabriel García Márquez, genio de la literatura

Entre sus frases más destacadas están las siguientes.

Por Redacción, 2019-03-06 10:32

México.-Gabriel García Márquez fue uno de los escritores más importantes de la historia de la literatura, no solo por haber ganado en 1982 el Premio Nobel, si no por ser el principal exponente latinoamericano del “realismo mágico”.

Y por tener una de las prosas más poéticas de la literatura, reflejada en cada una de sus frases, entre las que destacan las siguientes:

Literatura:

1.- “Los inventores de fábulas que todo lo creemos, nos sentimos con el derecho de creer que todavía no es demasiado tarde para emprender la creación de la utopía, donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra.” (Discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura, Estocolmo, 1982).

2.- “Yo comencé a ser escritor de la misma forma en que me subí a este estrado: a la fuerza”. (“Yo no vengo a decir un discurso”, 2010).

3.- “Escribo para que quieran más. Creo que es una de las aspiraciones fundamentales del escritor” (Revista “Siesta”, España, 1977).

4.- “La música me ha gustado más que la literatura”. (“Juventud rebelde”, La Habana, 1988).

5.- “Una vez que hago en mis novelas la última lectura ya no me interesan, el libro es como un león muerto”. (Diario 16, Madrid, 1989).

6.- “Si uno no crea, es cuando le llega la muerte”. “Cuando no escribo, me muero; y cuando lo hago, también”. (Entrevista con Efe, Sevilla, 1994).

7.- “El gran reto de la novela es que te la creas línea por línea, pero lo que descubre uno es que ya en América Latina, la literatura, la ficción, la novela, es más fácil de hacer creer que la realidad” (La vida según…”, TVE, 1995).

8.- “La primera condición del realismo mágico, como su nombre lo indica, es que sea un hecho rigurosamente cierto que, sin embargo, parece fantástico”. (“Reforma”, México, 2000).

9.- “Como escritor me interesa el poder, porque resume toda la grandeza y miseria del ser humano” (Magazine-La Vanguardia, Barcelona, 2006).

Ortografía:

10.- “Hay que jubilar la ortografía, terror del ser humano desde la cuna”. “Simplificar la gramática antes de que la gramática termine por simplificarnos a nosotros”. (Discurso de inauguración del I Congreso Internacional de la Lengua Española, Zacatecas (México), 1997).

Premios:

11.- “Todos los premios son muy interesantes pero si ya tuve el premio que se considera máximo en Literatura, es mejor dejar los otros galardones para los que vienen detrás o delante”. (Declaraciones realizadas en Oviedo en 1994 por la polémica generada tras decir que no quería recibir el premio Cervantes, al que fue candidato).

Medios de comunicación:

12.- “Si los intelectuales no despreciaran tanto la televisión, ésta no sería tan mala”. (“Juventud Rebelde”, La Habana, 1988).

13.-El periodismo es el oficio que le interesa “más en el mundo” y lo considera “como un género literario”. (“El espectador”, Colombia, 1991)

14.- “La crónica es la novela de la realidad”. (“El espectador”, Colombia, 1991)

15.- “La calidad de la noticia se ha perdido por culpa de la competencia, la rapidez y la magnificación de la primicia”.”A veces se olvida que la mejor noticia no es la que se da primero, sino la que se da mejor”. (Semanario “Radar”, Argentina, 1997)

16.- “En periodismo no se permiten los términos vagos o simples intentos. Hay que saber las palabras y los conceptos precisos”. (“El Colombiano”, Colombia, 1995.

Cine:

17.- “Mis relaciones con el cine son las de un matrimonio mal avenido, que no pueden vivir juntos ni separados”. (El País, Madrid, 1987)

18.- “No cabe ninguna duda acerca de que ya existe un cine latinoamericano, pero nosotros mismos no le hacemos caso. Hacemos las películas, pero no tenemos ni la distribución ni la exhibición, que son los dos elementos más importantes”. (“El Tiempo”, Colombia, 1991).

Fidel Castro:

19.- “Es el hombre más tierno que he conocido. Y es también el crítico más duro de la revolución y un autocrítico implacable” (Diario Pueblo, España, 1977)

20.- “Todos saben de mi amistad personal con Fidel Castro y que yo apoyo a la revolución cubana”. (Entrevista de radio. Hungría, 1992).

Política:

21.- “Ningún dirigente político, ningún jefe de Estado oye absolutamente a nadie. De manera que tener influencia en un jefe de Estado es lo más difícil que hay en este mundo, y finalmente ellos terminan teniendo mucha influencia sobre uno”. (“Juventud Rebelde”, Cuba, 1988)

22.- “El siglo XX se ha perdido por dos dogmas contrapuestos e igualmente extremos: el socialismo y el capitalismo. El dogma de la propiedad estatal contra el de la libre empresa”. (“La Repubblica”, Italia, 1992).

Colombia y América Latina:

23.- “El problema del narcotráfico es el problema de las drogas y que este problema se le está escapando, no solo a Colombia. Se le está escapando al mundo de las manos”. (Declaraciones tras mantener una reunión con el entonces presidente de EE.UU., Bll Clinton, en la Casa Blanca en 1997)

24.- “Para mí, lo fundamental es el ideal de Bolívar: la unidad de América Latina. Es la única causa por la que estaría dispuesto a morir”. (Semanario “Newsweek”, EEUU, 1996)

25.- “Llevo conspirando por la paz en Colombia casi desde que nací” (“El País”, La Habana, 2005)

26.- “¿Por qué pensar que la justicia social que los europeos de avanzada tratan de imponer en sus países no puede ser también un objetivo latinoamericano con métodos distintos en condiciones diferentes?”. (“Yo no vengo a decir un discurso”, 2010).

Familia:

27.- Sobre su esposa afirmó: “Yo pude escribir todas mis obras gracias a que Mercedes se hizo cargo de los asuntos de la vida diaria como mantener la casa y pagar las cuentas cuando no teníamos con qué hacerlo, y también cuando tuvimos mucho. Cuando me meto a algunos de esos asuntos ella me dice: “No fastidies; lo único que tú sabes y debes hacer es escribir.” (Diario “Haaretz”, Israel, 1996).

Personal:

28.- “Mi percepción de la mujer es mágica”. (Diario “Haaretz”, Israel, 1996).

29.- “La paz es como la felicidad. Se dispone solamente a plazos y se sabe lo que se tenía después de que se ha perdido”. (Diario “Die Welt”, Alemania, 1988).

30.- “La fama estuvo a punto de desbaratarme la vida, porque perturba tanto el sentido de la realidad como el poder” (Magazine-La Vanguardia, Barcelona, 2006).