#Creativos

Narcoseries: ¿qué sería la televisión actual sin ellas?

Máscaras, armas largas, motocicletas, peligro, corrupción y muerte conforman la arquitectura del mundo narco.

Por Lucía Deblock, 2017-12-04 19:18

“No es buena señal cuando una telenovela en español supera las transmisiones de habla inglesa” fue lo que publicó la revista The Hollywood Reporter en el 2011, tras el estreno de “La reina del Sur”, protagonizada por la polémica Kate del Castillo y basada en la novela del escritor español Arturo Pérez-Reverte.

Desde entonces, se han suscitado casos similares con las teleseries “El señor de los cielos” y “El Chema”. El apetito voraz de las audiencias por este tipo de contenidos ha provocado tantos cambios que ahora vemos producciones enteramente norteamericanas sobre la famosa reina en “Queen ofthe South”, donde una frágil Alice Braga protagoniza uno de los primeros crossovers de narcos con Aurelio Casillas, personaje de Rafael Amaya en “El señor de los cielos” de la cadena hispana Telemundo.

Cada quien adapta las historias de vida según su idiosincrasia y presupuesto, en EU producen series y en América Latina telenovelas, pero es un hecho, el fenómeno del narcotráfico goza de una intertextualidad envidiable y el idioma que domina es un inglés salpicado de someros latinajos.

Para dejar el punto en claro, Netflix es la plataforma de streaming más popular del mundo y “Narcos” es la reina indiscutible (Parrots Analitycs, octubre 2017), por lo tanto, podemos decir que la vida de los capos colombianos Pablo Escobar y los hermanos Rodríguez Orejuela domina el mundo de los contenidos audiovisuales, seguidos no de muy lejos por la excepcional transformación de Walter White de “BreakingBad” y la letal precursora “Rosario Tijeras”, creación del escritor Jorge Franco, novela con la cual ganó el prestigioso premio Hammett en el año 2000.

 Narcoseries: ¿qué sería la televisión actual sin ellas? 
Las buenas costumbres

El documental, en su infinita sabiduría, también ha indagado en el fenómeno del narcotráfico a través de varias piezas destacadas, uno que llamó mi atención recientemente fue el trabajo de Clandestino sobre el cártel de Sinaloa, que presentó en primetime por Discovery Channel, en tres palpitantes episodios en los que se respira una tensión digna del más negro cine.

Sin embargo, hay tres documentales notables que merecen líneas adicionales: uno de ellos es “Narco cultura” (2014), del fotoreportero israelita Shaul Schwarz, quien trabajó durante tres años en una investigación sobre cómo el narcotráfico ha permeado lenta y profundamente en la franja fronteriza entre México y Estados Unidos, transformando las costumbres de sus pobladores, los hábitos de consumo, la estética y la moda, las creencias religiosas y de culto y la percepción social sobre la violencia inherente a la droga y sus señores; para tales efectos se sirve de una paradoja y sigue, por un lado, a una figura casi trágica, atrapada en el medio de la violencia y sin capacidad de escape, al perito criminólogo Richi Soto que levanta cadáveres por cientos y por miles los casquillos de armas largas en las calles de Ciudad Juárez, y por el otro, a Édgar Quintero, un chicano compositor de narcocorridos afincado en Los Ángeles que con aire festivo “recrea” la violencia al aparecer en el escenario con lanzagranadas al hombro mientras entona sus pegajosas rolas, a quien sus actividades empresariales le han dotado de un aire de legitimidad y sapiencia sobre el tema narco, aún sin conocer siquiera Sinaloa, violento lugar que inspiró el nombre de su banda, “Los bukanas de Culiacán”.

Sin lugar a dudas se trata un documental imprescindible, contrastante, de resultados asombrosos y visualmente muy potente.

Mira esto:  Selena y Justin se cuelan en foto de turista en Jamaica
 Narcoseries: ¿qué sería la televisión actual sin ellas? 
Capo de capos

El más conocido de los tres estuvo nominado al premio Óscar en la categoría de mejor documental largo, se trata de “Tierra de cárteles” (Cartel land, 2015), una muy honesta y profunda investigación periodística de Matthew Heineman quien da voz y pone en contexto a los líderes de los grupos de autodefensa de Michoacán y Arizona; el paralelismo comienza con la injusticia, con la indefensión de los ciudadanos comunes y corrientes, el eje rector es la relación insuficiente de sus respectivos gobiernos, a veces por omisión y otras por ausencia, la escandalosa corrupción y el fracaso en encarar la violencia emanada del crimen organizado; a pesar de los 2 mil 300 kilómetros que los separan, a veces pareciera un juego de espejos donde los argumentos y motivaciones de unos pasan a ser los del otro, motivándolos a tomar la justicia por propia mano.

Sin embargo, hay notables diferencias, mientras en México la violencia es palpable y con estadísticas de horror y queda claro que el enemigo es el crimen organizado, en Estados Unidos pasaron de perseguir migrantes a combatir narcotraficantes que invadían sus terrenos, más como un patriotismo con tintes xenofóbicos. La analogía del bien y el mal corre por toda la cinta, dejando claro la delgada línea que los separa y que la posibilidad de convertirse en aquello que se combate, es palpable. Es una cinta de gran belleza visual y conclusiones inquietantes.

Tal vez el menos conocido en México, por razones de censura, es el documental “El sicario, room 164” (2010), resultado de cinco días de entrevista del escritor y periodista Charles Bowden a un sicario mexicano obligado a hacer maletas tras dos días al hilo en el mismo sitio, en un intento por escapar del cártel de Juárez que lo persigue tras su deserción.

Usando una jerga de arquitectura eufemística pero con toque empresarial, el encapuchado, cuya cabeza dice tener un precio de 250 mil dólares, se confiesa ex comandante de la policía al servicio del cártel y detalla minuciosamente los métodos de reclutamiento del crimen organizado en los centros de formación de los cuerpos policiacos,

El documental abunda en macarrónicos detalles sobre las formas de tortura usados por el sicariato mexicano y muestra organigramas con las estructuras de la mafia y las instituciones corrompidas, todo relatado con una voz curtida en los 20 años de terror que terminaron por quebrarlo. Las conversaciones fueron registradas por el cineasta italiano Gianfranco Rosi, al interior de la habitación de un motel ubicado en algún lugar de la frontera norte de México; la cinta es a partes iguales controversial y conmovedora.

No quiero dejar de mencionar un documental de modesta factura que encontré en Youtube alrededor de 2010, pionero en su tipo y titulado “Confesiones de un sicario”, cuyo protagonista, Drago, da testimonio de cómo había sido utilizado por las agencias mexicanas de investigación contra el crimen organizado y tras años de encierro en casas de seguridad e interrogatorios exhaustivos, de los cuales, dice, obtuvieron información que reportó varias detenciones relevantes, le fue retirada la protección del Estado, quedando a merced del cártel.

Máscaras, armas largas, motocicletas, peligro, corrupción y muerte conforman los elementos más definidos del sórdido encanto arquitectónico del mundo narco.

#Creativos

Escritor Élmer Mendoza presenta su nueva novela en La Paz

Esta obra literaria es la quinta entrega de la saga que aborda las peripecias del detective conocido como el “Zurdo Mendieta”, misma que inició con el libro “Balas de Plata”.

Por Redacción, 2018-02-22 12:35

La Paz, (Notimex).- “Asesinato en el parque Sinaloa”, la más reciente obra del escritor sinaloense Élmer Mendoza, fue presentada en la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), evento al que asistieron miembros de la comunidad universitaria y sudcaliforniana.

Esta obra literaria es la quinta entrega de la saga que aborda las peripecias del detective conocido como el “Zurdo Mendieta”, misma que inició con el libro “Balas de Plata”, con el que Élmer Mendoza obtuvo el Premio Tusquets 2007. Le siguen “La prueba del ácido”, “Nombre de perro” y “Besar al detective”.

Además de la presencia del autor, se contó con los comentarios de la profesora investigadora de la UABCS, Marta Piña Zentella, y del alumno de posgrado, Erick Zapién, quienes, en sus respectivas intervenciones, abordaron aspectos relacionados con la técnica narrativa, construcción de personajes y contexto cultural de la publicación.

Élmer Mendoza señaló con el auditorio el gusto por presentar su más reciente obra en un recinto universitario, sobre todo porque otra de sus profesiones es la docencia.

El autor nacido en Culiacán y actualmente miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, dio a conocer que tardó más de 20 años en tener lista su primera novela, tiempo en el que se dedicó a leer cientos de obras de la literatura universal para pulir su técnica narrativa.

Mira esto:  Inflación baja parcialmente en primera quincena de febrero: INEGI

Aseguró que ser escritor es una elección, por ello lo más importante es cuidar el proceso de formación. Al igual que un médico va a la escuela, hace su servicio social, las prácticas profesionales y luego la especialidad, un novelista debe ser constante y prepararse arduamente antes de tener un concepto claro, atractivo, riesgoso y confianza para que su producto se pueda compartir y tener éxito.

“Yo le digo a mis alumnos que hay que leer 500 novelas antes de publicar, lo cual les llevará unos siete u ocho años. Esta es la clave. Hay que tener el instrumento para escribir, después aprender todas las técnicas y por último escribir con el alma. Cuando ustedes han decidido contar una historia siguiendo estos pasos, no hay editor que se resista”, afirmó.

#Creativos

Presentan libros ganadores de Premios Bellas Artes de Literatura

En la edición número 17 de ese certamen convocado por la Secretaría de Cultura federal, a través del Programa Cultural Tierra Adentro.

Por Redacción, 2018-02-22 12:22

México, (Notimex).- Cuatro libros de gran valía, tres con las obras ganadoras de los Premios Bellas Artes de Literatura, y otro que obtuvo el Premio de Dramaturgia Joven “Gerardo Mancebo del Castillo” 2017, fueron presentados la víspera en el Palacio de Bellas Artes.
La actividad, organizada por la Coordinación Nacional de Literatura (CNL) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), tuvo lugar como parte del nuevo programa de la CNL, “Letras jóvenes” y contó con la presencia de los autores, quienes hablaron a los asistentes sobre sus respectivos textos.

Alejandra Reyes, autora de “Todo está bien”, ganador del Premio Bellas Artes de Baja California de Dramaturgia 2015, y Martín López Brie, autor de “El sapo y las minas de mercurio”, Premio Bellas Artes de Baja California de Dramaturgia 2016, expusieron qué los motivó a escribir.

Igualmente, se convocó a Mariana Hartasánchez, creadora de “La revuelta de los niños problema”, Premio Bellas Artes de Obra de Teatro para Niños 2015, y Sergio Felipe López Vigueras, autor de “La bala”, Premio Nacional de Dramaturgia Joven “Gerardo Mancebo del Castillo” 2017.

Sergio Felipe López Vigueras, originario de la Ciudad de México, aseguró que es un honor recibir esta distinción y sumarse a la lista de quienes lo han conquistado, ya que el Premio Nacional de Dramaturgia Joven “es una fiesta que celebra al teatro, para ver y escuchar historias”.

Mira esto:  Muestran 168 imágenes inéditas del fotógrafo Manuel Álvarez Bravo

En el acto se recordó que la historia de un hombre y una mujer que a diario se encuentran en el transporte público, y cuyo viaje cotidiano se ve trastocado por un asalto, es la trama de “La bala”.

En la edición número 17 de ese certamen convocado por la Secretaría de Cultura federal, a través del Programa Cultural Tierra Adentro, la pieza escrita por el dramaturgo López Vigueras fue elegida por el jurado que integraron Javier Malpica, Alejandro Román y Bertha Hiriart.

La justa celebra el talento de los jóvenes dramaturgos y enriquece el teatro mexicano. La distinción beneficia no sólo a la dramaturgia, sino a las letras nacionales. La pieza ganadora se impuso a las 141 obras participantes, de las cuales se seleccionaron cinco finalistas.

Sus autores formaron parte de un taller impartido por los tres jurados, con el fin de mejorar los textos, mismos que abordan el tema de la violencia desde diversas perspectivas. Como se sabe, la dramaturgia es el inicio del acto escénico, y este premio incentiva al germen del teatro.

#Creativos

Lanzan convocatoria para Premio de Literatura en Lenguas Mexicanas

En el marco del Día Internacional de la Lengua Materna, celebrado la víspera, antes de anunciar el lanzamiento de la convocatoria se presentó el grupo Staku y sus Huastecos, que cautivaron al público.

Por Redacción, 2018-02-22 12:13

México, (Notimex).- Entre música y un conversatorio, se lanzó la 15 Convocatoria del Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Mexicanas, que cerrará la recepción de trabajos el 21 de mayo, se anunció en el Museo Nacional de Culturas Populares.

En el marco del Día Internacional de la Lengua Materna, celebrado la víspera, antes de anunciar el lanzamiento de la convocatoria se presentó el grupo Staku y sus Huastecos, que cautivaron al público.

La agrupación de la sierra norte de Puebla interpretó algunas piezas que forman parte de su repertorio a ritmo del huapango, que aunque con un poco de viento frío que se sintió en el patio Jacarandas del recinto cultural, el público disfrutó de esta velada.

Para la presente edición, el Premio Nezahualcóyotl invita a escritores mexicanos mayores de 18 años, cuya lengua materna pertenece a una de las 68 reconocidas en el país.

Asimismo, también están invitadas sus 364 variantes dialectales a participar con un poemario inédito de tema libre, escrito en un mínimo de 45 cuartillas y un máximo de 100, en su lengua de origen y su respectiva traducción en español.

Como cada dos años, el jurado se conforma por escritores y académicos vinculados con la literatura en lenguas mexicanas. La convocatoria estará abierta hasta el 21 de mayo de 2018 y los resultados se publicarán en la prensa nacional y en la página oficial de la Secretaría de Cultura el 29 de julio próximo.

El ganador se hará acreedor a un diploma, una estatuilla de arte popular elaborada por un destacado artesano, la publicación de su obra y la cantidad de 150 mil pesos.

Mira esto:  Lanzan convocatoria para Premio de Literatura en Lenguas Mexicanas

En el conversatorio, la poeta Natalia Toledo, hija del artista plástico Francisco Toledo, comentó que todo lo que escribe proviene de aquellas primeras mujeres que le enseñaron canciones, recetas de cocina, chistes, cantos y la arrullaron en zapoteco.

“Todo eso ha servido para que escriba el libro ´Olivo negro´ que lo plasmé con toda la intención de recuperar ese pensamiento, por supuesto con lo todo lo que soy y he leído“, expresó

Subrayó que su cuerpo aparte de estar hecho de totopos, camarón y queso seco, está lleno de palabras que escuchó en su infancia, no sólo para comunicarse con los otros, sino para existir en una de las lenguas más bellas que hay en el mundo que es: la lengua zapoteca.

Por su parte, Aurelio González, doctor en Literatura Hispánica por El Colegio de México, comentó que este premio lo que presenta es a artistas de lenguas maternas, esas lenguas originarias que están en el registro de la cultura culta.

Abundó que el soporte de esa cultura culta ya deja de ser la memoria colectiva, el soporte será el papel, y cuando una cultura tiene esto, no es que sea mejor ni peor, ha cambiado de registro, y en este registro, ellos han ganado un premio como escritores cultos en una lengua que era tradicional.

“Ahora es una lengua de cultura culta, no solamente lengua de cultura tradicional, gracias por haberlo hecho, gracias por escribir en el papel para que los lectores podamos conocerlo, gracias a sus traducciones”, apuntó el profesor González.