México. Notimex.- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) tiene que ser ejemplar en su lucha y rechazo a la violencia, pues en una institución como tal no se debe imponer ni haber espacio para la irracionalidad, señaló el exrector, José Narro Robles.

“Esta es una casa de ideas, casa de tolerancia, casa de respeto, casa de diálogo, es casa de la inteligencia, no es casa de la violencia”, enfatizó tras el discurso que brindó Enrique Graue al rendir protesta como rector de la máxima casa de estudios para un segundo periodo, que comprende de 2019 a 2023.

Entrevistado en el lugar de la ceremonia -en la Antigua Escuela de Medicina- el también exsecretario de Salud consideró que tienen miedo los participantes en los actos vandálicos en Ciudad Universitaria (CU) el pasado 14 de noviembre, donde un grupo de encapuchados quemó la bandera de México y saqueó una librería.

“Se equivocan los que se esconden tras una máscara, se equivocan los que ocultan su identidad; lo hacen seguramente por miedo, el miedo lo tienen ellos, el miedo de dar la cara, el miedo de discutir las ideas, el miedo de decir quiénes son y qué piensan”, resaltó.

Narro Robles puntualizó que si bien el tema de inseguridad no escapa de la realidad del país, el respeto absoluto irrestricto a la condición de las mujeres universitarias debe ser una prioridad de la UNAM.

“El evitar cualquier tipo de acoso, cualquier tipo de molestia que se le genere a las estudiantes de la universidad, a las trabajadoras, a las profesoras, investigadoras, es indispensable”, subrayó.

Reiteró que la Universidad tiene que ser ejemplar en esa discusión, por lo que “celebro la decisión del señor rector (Graue) de dar un paso hacia delante, de generar las estructuras y las políticas universitarias que se requieren para dar garantía en ese tema”.

En otro tema, el exrector reconoció que en la actualidad México mantiene a cuatro millones de estudiantes en licenciaturas y posgrados, mientras que cinco millones en educación media superior, lo cual calificó de un gran avance a lo largo de las últimas décadas.

“Yo sé que hay necesidades en el país en todos los terrenos y en todos los campos, pero la educación superior debe ser una de las áreas prioritarias”, agregó.