#Ciencia y tecnología

Nave espacial muestra fotografía de Encélado, luna de Saturno

La nave espacial capturó la instantánea el 1 de noviembre de 2009, a una distancia de 240 mil 800 kilómetros de Encélado y 566 mil 800 kilómetros de Pandora.

Por Redacción, 2018-02-13 17:43

México, (Notimex).– La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) dio a conocer una imagen, donde Encélado, luna de Saturno, se desplaza ante los anillos del planeta y Pandora, otro satélite natural del gigante gaseoso.

La instantánea está alumbrada por el Sol, lo cual proporciona una iluminación para las partículas heladas que forman los anillos y chorros que emanan del polo sur de Encélado, que tiene 505 kilómetros de ancho.

De acuerdo con la agencia espacial estadunidense, Pandora, el diminuto satélite natural del planeta “anillado” posee 84 kilómetros de ancho.

Al momento de que Cassini tomó la fotografía, Pandora estaba en el lado opuesto de los anillos de Cassini y Encélado. La imagen también muestra el lado de la noche en la pequeña luna, iluminada por la tenue luz dorada que se refleja en Saturno.

La nave espacial capturó la instantánea el 1 de noviembre de 2009, a una distancia de 240 mil 800 kilómetros de Encélado y 566 mil 800 kilómetros de Pandora.

Luego de orbitar por 13 años a Saturno, sus anillos y lunas, la NASA terminó la misión Cassini el pasado el 15 de septiembre de 2017.

#Ciencia y tecnología

Fotógrafo submarino capta sorprendentes imágenes de la vida marina

En 2001 fue la primera vez que tomó una cámara para captar imágenes de la fauna marina.

Por Redacción, 2018-08-16 15:33

México, (Notimex).- No es una labor sencilla, incluso es de mucho riesgo, pero la paciencia ha sido clave para que durante 17 años, el fotógrafo submarino Erick Higuera haya captado las imágenes más sorprendentes de la vida marina en México y otras regiones del mundo.

“He pasado horas sumergido en el fondo del mar y en el mismo punto, esperando a que suceda algo. Esperando a que el animal aparezca o que haga lo que yo quiero que haga para que pueda ser un gran momento. Todo esto se logra únicamente con paciencia”, relató Higuera a Notimex en entrevista.

Conocer el campo de trabajo ayuda mucho, pues el experto sabe con qué se podría topar en el desarrollo de su expedición y se alista para ese momento.

“Para filmar los cardúmenes del tiburón martillo, por ejemplo, se requiere que haya mucha corriente en el mar, pues entre más fuerte sea, las probabilidades de encontrar un buen cardumen son altas. Sin embargo, hay que nadar en contracorriente para llegar al punto en donde estarán, y eso es muy complicado”, explicó.

Las fases de la Luna son fundamentales en este proceso, pues es el satélite que rige el comportamiento de las mareas.

“Si las condiciones no se prestan, es imposible que se logren casos así, por eso tienes que estudiar de manera previa la zona, organizar y calendarizar cada paso que vas a dar. Finalmente, en el mar nada es garantía, pero siempre se hace el esfuerzo”.

En 2001 fue la primera vez que tomó una cámara para captar imágenes de la fauna marina. Desde entonces, ha colaborado en diversas investigaciones científicas y ha participado en infinidad de programas de televisión. Los más recientes fueron las temporadas 1 y 2 de la serie “Islas de México”, de Canal Once.

“Mi trabajo nunca deja de sorprenderme. Aunque haya pasado por la misma zona una y otra vez, siempre hay algo nuevo y siempre será como la primera vez”, platicó.

“Si las condiciones no se prestan para ver algo extraordinario, seguro se presentará algo distinto. El secreto está en tener paciencia y conocimiento del animal, de entenderlo y saber cuál es su biología y conducta. Además, es primordial contar con un buen equipo de trabajo para que todo fluya en armonía”.

Erick Higuera también es biólogo marino de profesión y gracias a esto, guarda un profundo conocimiento de los ecosistemas marinos y las dinámicas de sus poblaciones.

Las ballenas jorobadas son los animales que más le han impresionado a Erick Higuera.

“He tenido la fortuna de pasar un tiempo suficiente o incluso más de lo esperado, con una ballena jorobada mamá al lado de su cría. Durante dos meses atestigüé cómo crecía el ballenato, cómo iba ganando peso y cómo se familiarizaba con nosotros”.

Desde que era niño, los tiburones llamaban la atención del buzo. También ha tenido el privilegio de captarlos, sobre todo cuando se forman los comeríos o cardúmenes de alguna presa, pues dichos eventos de frenesí alimenticio son de mucha adrenalina.

Sin embargo, la ballena sigue siendo, en su opinión, la criatura más sorprendente del océano.

“Verla me deja sin palabras y con la boca abierta. Llega el momento en que se te olvida que traes una cámara en la mano y que tienes que grabarla o tomarle fotos. Me ha sucedido que estoy a un metro de distancia de ellas, y me paralizo de la impresión aunque ya sume mucha experiencia”.

En su día a día de las expediciones, se corren riesgos, pero si ocurren catástrofes, definitivamente es por un descuido del buzo, por aventurarse a acercarse demasiado al animal o sus presas”.

“Si en los frenesís alimenticios de los tiburones no pones atención, te enfocas en un solo individuo y no en todo el conjunto, puede ocurrir un grave accidente. Estamos tan cerca de la presa y si nos acercamos demasiado a ella, por supuesto que nos usará como protección y atraerá a los depredadores”.

El fundador y CEO de KEEPBAJABLUE (Conservation and Ocean Awareness), aclaró que el ser humano no forma parte del menú del tiburón, pues éste lo ve como competidor o depredador hambriento que desea tomar parte de la carnada.

“Pero si ésta se acerca a mí y yo no me muevo, por supuesto que el tiburón me va a golpear. Una vez me sucedió y a puñetazos, empujones y golpes con la cámara, me lo tuve que quitar de encima. En ese momento no te queda de otra, pero no es que el tiburón te esté atacando, solo quieren su comida”.

En 1997, Erick Higuera se desempeñó como instructor de buceo y guía submarino. Asegura que para tener un mejor desempeño en las actividades de este deporte extremo, como le llaman algunos, requiere de una buena alimentación y condición física.

“El mejor buzo es el que bucea de la manera más segura, no aquel que baja más profundo o aguanta más tiempo sumergido. Lo es quien respeta todos los límites y no cae en el exceso de confianza. Para lograr esto, se requiere de energía, capacidad física y comer bien”.

El hecho de nadar en el fondo del mar, no significa que se esté ejercitando. Simplemente está perdiendo calorías que recuperará al comer, por ello el ejercicio debe ser fundamental.

En la segunda temporada de “Paisajes de México” de Canal Once, Erick Higuera captó imágenes del Parque Nacional Arrecife Alacranes y del archipiélago Espíritu Santo.

“El tiempo para estar sumergido en el mar, depende de la profundidad en la que estés, entre más profundo vayas, menos puedes estar y viceversa. A 18 metros puedes estar 50 minutos, aproximadamente, y si vas más allá, el tiempo disminuye”.

Lo anterior solo si se bucea con aire, pero si hay otras mezclas de gases, como la de aire enriquecido, se logra permanecer más tiempo en el agua, aunque el buzo no puede ir más profundo porque cabe el riesgo de que se intoxique por gases.

Erick Higuera ha explorado las aguas del Golfo de California, la isla de Guadalupe, el archipiélago de Revillagigedo (también conocido como Islas Socorro) y la costa del Pacífico de la península de Baja California. También es cineasta y conservacionista submarino mexicano con múltiples galardones.

Sus imágenes han cosechado reconocimiento mundial, incluidos numerosos premios de películas submarinas. Parte de su trabajo ha aparecido en varios documentales, también en Discovery Channel, Shark Week, BBC, Shark BBC, BBC Blue Planet II, National Geographic y Canal Once.

Finalmente, destacó que México es uno de los mejores países para bucear a nivel mundial, pues la mayor parte de su territorio es marino.

“Del lado del pacífico tenemos el mejor lugar para ver las mantas gigantes que están en el área natural protegida del Archipiélago de Revillagigedo. Tenemos el Golfo de California para ver a los cardúmenes de peces y los hermosos animales de los arrecifes del Caribe, entre otros. Es mucha la diversidad marina de México y la calidad del buceo es muy alta”.

#Ciencia y tecnología

Sequía causó la decadencia de la sociedad maya clásica

Un nuevo estudio ha permitido reconstruir la composición del agua del lago Chichancanab, en México, y revela que en esa época la precipitación anual disminuyó hasta un 70% durante los periodos de mayor sequía.

Por Redacción, 2018-08-16 15:09

México, Agencia Sinc.-Un período de sequía severa hacia el final del primer milenio probablemente selló el destino de la sociedad maya clásica. Hasta ahora, la caída de los antiguos mayas se había utilizado para demostrar cómo los cambios abruptos del clima –como un periodo excepcionalmente seco– podían haber contribuido a su declive, pero no había quedado del todo claro hasta qué punto esa época fue seca.

Una nueva investigación, publicada en la revista Science, demuestra de manera cuantitativa lo seco que estaba el suelo cuando las poblaciones de las tierras bajas mayas comenzaron a ‘evaporarse’.

Los científicos, liderados por la Universidad de Cambridge (Reino Unido), reconstruyeron la composición isotópica del agua del lago Chichancanab, México, utilizando núcleos de sedimentos que contenían yeso precipitado.

Se trata de “una técnica que implica el análisis isotópico del agua unida estructuralmente al yeso sedimentario, que se depositó en condiciones de sequía”, señalan los autores, dirigidos por Nicholas Evans, de la universidad británica.

Para determinar la aridez pasada, el equipo midió las composiciones del triple isotopo de oxígeno e hidrógeno en las moléculas de agua que se encontraban en la estructura del yeso depositado en las capas del fondo del lago.

La investigación confirma la gravedad y la duración de la sequía sufrida por la sociedad maya de las tierras bajas

Los datos de los isotopos proporcionaron “medidas directas de los cambios pasados en la hidrología del lago”, recalcan en su trabajo.

Una reducción drástica de la lluvia

Los resultados revelan que las precipitaciones anuales hace entre 1.000 y 800 años en las tierras bajas mayas se redujeron entre un 41% y un 54%. Durante los periodos de mayor sequía pudieron disminuir hasta un 70%.

Además, al comparar con las condiciones actuales, los autores pudieron determinar por primera vez que en esa época se produjo una disminución de entre el 2% y el 7% de la humedad relativa.

La investigación confirma de este modo la gravedad y la duración de la sequía sufrida por la sociedad maya de las tierras bajas y brinda los datos cuantitativos necesarios para comprender mejor el impacto que tuvo en los sistemas agrícolas y sociopolíticos mayas.

#Ciencia y tecnología

Crean combustible limpio a partir de agua contaminada

Gimfi, que en lengua otomí significa “agua sucia”, tiene un filtro con capas de algodón, arena, carbón, mármol, grava y tezontle, cuya función es retener sólidos de gran tamaño y partículas orgánicas.

Por Redacción, 2018-08-15 12:02

México, (Notimex).- Dos estudiantes de Ingeniería Química Industrial del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un prototipo compuesto por un purificador y un electrolizador, para aprovechar los efluentes de aguas negras y ríos contaminados para producir combustible limpio.

El mecanismo puede ser fijo o portátil y sería utilizado en las zonas de alta marginación del país, informó el IPN en un comunicado.

Gimfi, que en lengua otomí significa “agua sucia”, tiene un filtro con capas de algodón, arena, carbón, mármol, grava y tezontle, cuya función es retener sólidos de gran tamaño y partículas orgánicas.

Asimismo, sirve para eliminar malos olores y colores, resaltaron las creadoras del proyecto, Jeimmie Gabriela Espino Ramírez y Lisset Dayanira Neri Pérez.

Con la asesoría del profesor e investigador Martín Daniel Trejo Valdez, las alumnas buscan que la generación de hidrógeno sea funcional, es decir, que en lugar de almacenarlo sea utilizado para alimentar estufas y hornillas.