Ciudad de México.- El Presidente Donald Trump condenó el viernes la masacre perpetrada en una mezquita en Egipto y, en una llamada al mandatario de ese país, dijo que el mundo debe aplastar a los terroristas por medios militares. Añadió también que por eso Estados Unidos necesita las restricciones migratorias que él mismo decretó y que están atoradas en tribunales.

“¡Necesitamos el MURO, necesitamos la PROHIBICIÓN!”, dijo Trump en un tuit antes de llamar al presidente egipcio Abdel-Fattah el-Sissi. “Que Dios bendiga al pueblo de Egipto”.

En su mansión en Florida para pasar el fin de semana largo por el Día de Acción de Gracias, Trump conversó por teléfono con el Presidente turco Recep Tayyip Erdogan “sobre traer paz al desorden que heredé en el Oriente Medio”, afirmó en un tuit. Un funcionario turco señaló que Trump estuvo de acuerdo en que Estados Unidos deje de facilitar armas a los combatientes kurdos de Siria, aseveración no ratificada por la Casa Blanca.

Trump viró después su atención a la matanza de 235 personas en Egipto cuando extremistas islámicos atacaron con bombas y disparos una mezquita colmada de fieles que asistían a las oraciones del viernes en la península del Sinaí.

“El mundo no puede tolerar el terrorismo”, afirmó el mandatario en su reacción un tuit. “¡Debemos derrotarlos militarmente y desacreditar la ideología extremista que forma la base de su existencia!”.

El ataque ocurrió cuando Trump combinaba sus actividades bajo un clima soleado en Florida: jugaba golf _que acotó rápidamente_ con los profesionales Tiger Woods y Dustin Johnson, conversaba con gobernantes extranjeros y publicaba numerosos mensajes en Twitter.

Durante la conversación entre los gobernantes de Estados Unidos y Turquía, el Ministro turco del Exterior, Mevlut Cavusoglu, afirmó que Trump dijo que Estados Unidos ya no abastecería armas a los combatientes kurdos de Siria. Cavusoglu se encontraba en el despacho de Erdogan durante la llamada.

Turquía considera terroristas a los combatientes kurdos de Siria, conocidos por sus iniciales de YPG, por su afiliación a los rebeldes kurdos proscritos en ese país.