Acapulco, Guerrero.- Los negocios que incumplan con las medidas de seguridad sanitaria establecidas por las autoridades en la nueva normalidad podrían ser clausurados.

El director de Reglamentos y Espectáculos de Acapulco, Julián Nicio López, informó que El ayuntamiento ha reforzado los operativos para verificar que todos los establecimientos comerciales cumplan en el reinicio de actividades con los filtros y medidas sanitarias establecidas con el objetivo de frenar y evitar más contagios de Covid-19.

El funcionario municipal explicó que inspectores realizan recorridos por distintas partes de Acapulco para supervisar que se acaten las recomendaciones sanitarias establecidas en el protocolo para reabrir las actividades comerciales.

Los negocios que no cumplan con las normas, advirtió, serán sancionados y clausurados.

“Podría ser que temporalmente se les deje sin trabajar (a los negocios que no acaten medidas) para que cumplan lo antes posible en regularizarse, porque estamos hablando de un tema de salud y deben tener los protocolos que exigen las autoridades sanitarias. Si no cumplen, se procederá a la clausura”, advirtió.

Agregó que ya se aplicaron dos amonestaciones, una de ellas a un restaurante en el área de Las Hamacas por no respetar las medidas de sana distancia.

En un recorrido por la zona de playa Condesa también se clausuró un bar que abrió este jueves violentando las disposiciones oficiales que estableció el gobierno federal a través de la Secretaría de Salud.

Nicio López precisó que, por indicación de la presidenta municipal Adela Román Ocampo, en la reapertura de actividades se prioriza el diálogo y se hará la verificación de los establecimientos para que cumplan con los requisitos, con el objetivo de evitar más contagios del nuevo Coronavirus.

El protocolo obliga a los negocios a instalar tapetes desinfectantes en accesos, aplicar gel antibacterial, usar cubrebocas y establecer sana distancia entre clientes y trabajadores, con un aforo al 30 por ciento de su capacidad en cada establecimiento.

Finalmente, extendió el llamado a no relajar las medidas preventivas que sean necesarias para evitar la propagación del virus y rebrotes de la enfermedad, por ello reiteró el exhorto a los ciudadanos para no bajar la guardia, actuar con responsabilidad y contribuir para que Acapulco salga adelante.