México.-La información surge a cuentagotas, pero comienza a llamar la atención de los cinéfilos y los amantes de las series de televisión: Netflix, que transformó el mundo del entretenimiento a través de la venta y renta por streaming, parece ir en picada, y es probable que la mayoría de su contenido más visto salga de la plataforma, probablemente el próximo año.

Quizá la primera vez que se escuchaba sobre Netflix fue en 2011, cuando a través de un comercial, un simpático castor invitaba a contratar su servicio por 99 pesos al mes, tarifa que, como era de esperarse, ha aumentado con el paso de los años. Pero aunque parece difícil de creer, la compañía fue fundada en 1997.

Por supuesto, en ese entonces Netflix no era capaz de transmitir series y programas a través de Internet, pero comenzó a hacerse de clientes con un servicio de renta de DVD a través del correo postal en Estados Unidos.

Para el año 2000, todavía rentando DVD, Netflix comenzó con un sistema de recomendación personalizado que se basaba en la calificación de una a cinco estrellas que sus clientes hacían sobre las producciones que rentaban a través de su sitio de Internet.

En 2007, la empresa comenzó a distribuir material a través de un sistema de streaming, exclusivamente en Estados Unidos, y sólo disponible en computadoras personales. Para 2008, fueron agregadas otras plataformas como consolas de videojuegos, televisores inteligentes y tabletas electrónicos.

Para 2009, Netflix ya contaba con 100 mil títulos en su catálogo y tenía más de 10 millones de suscriptores.

El 2011 marcó un antes y un después. Ese año la compañía inició operaciones por primera vez fuera de Estados Unidos, y ofreció su catálogo por streaming en Canadá, América Latina y el Caribe; en 2021, Netflix llegó a Europa, y para 2016 ya había clientes en todo el mundo, con excepción de la región de Crimea, Corea del Norte, China y Siria.

Se calcula que hasta junio de este año, Netflix ya cuenta con más de 148 millones suscriptores en todo el mundo.

Alertas encenidas

Un artículo de Stephen McBrida para Forbes recuerda una realidad: Netflix ha construido su imperio con el contenido producido por otras empresas.

A finales del año pasado, Netflix ya enfrentó una crisis derivada de esta situación, y es que se anunció la salida de la sitcom 'Friends', una de las series más populares de la historia, del catálogo de la empresa.

Ante los reclamos de los enamorados del programa, que fue transmitido originalmente en la década de los 90’s, Netflix tuvo que desembolsar 100 millones de dólares para poder mantener 'Friends' en su catálogo.

Tristemente, la empresa no ha podido mantener otros shows populares como 'How I Met Your Mother', transmitida originalmente por la CBS, ni traer de regreso programas que los fans solicitan a gritos, como 'Malcolm in the Middle', original de Fox.

Televisa y su servicio de streaming Blim, son el ejemplo perfecto de cómo podría llegarle el fin a Netflix.

En octubre de 2016, la televisora mexicana anunció que sacaría todo su contenido de Netflix para crear su propio servicio de streaming: Blim, lo que privó a los clientes de Netflix de éxitos clásicos como 'El Chavo del 8', 'Teresa', e incluso nuevos clásicos como la telenovela 'Rebelde' y el unitario 'La Rosa de Guadalupe'.

Netflix respondió con humor, a través de una serie de comerciales en los que hacía menos a las producciones de Televisa.

Veamos si Netflix seguirá riendo cuando Disney recupere todas sus películas y series clásicas, así como productos de franquicias como Star Wars y Marvel de la plataforma.

Y es que en su artículo, McBride advierte que las empresas terminaron por darse cuenta de que Netflix incrementaba su poder a costa de ellas, por lo que decidieron sacar sus productos para alimentar sus propias plataformas de streaming.

Por ejemplo, se estima que 'The Office' era la serie más vista en Netflix, hasta el lanzamiento de la temporada tres de 'Stranger Things'.

'The Office' pertenece a NBC Universal, que ya anunció su propio servicio de streaming.

'Friends', la serie sobre la que hablamos previamente, pertenece a Warner Media, cuyo contenido podrá ser visto a través de la nueva plataforma de streaming de AT&T.

Entre los contenidos muy populares en Netflix que podrían ser retirados por sus productoras de origen están 'Parks and Recreation', que pertenece a NBC Universidad y 'Grey´s Anatomy' que se transmite originalmente por ABC, compañía que empieza a experimentar con un servicio de streaming en vivo.

Además, 'New Girl' de Fox, que ahora pertenece a Disney, que está por lanzar su servicio de streaming Disney+, y 'Supernatural', de Warner Media.

Stranger Things

A veces parece que Netflix produce más series y películas propias de las que necesita su público; sin embargo, producciones como 'Orange is the New Black', que termina este año, han cautivado a miles de personas por años.

El caso de 'Orange is the New Black' es curioso, porque saltó del streaming a la televisión por cable, y ahora se transmite por la señal de Comedy Central.Además, 'Stranger Things', con su tercera temporada, ya es la serie más vista en la historia de Netflix.

Por supuesto, no puede dejarse de lado el ejemplo de 'Roma', la cinta de Alfonso Cuarón, que producida por Netflix llegó a ser nominada a Mejor Película en los premios de La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

Sólo el tiempo dirá hasta dónde llega la historia de esta emp