México, RT.- Las escuelas públicas de Nueva York ya no abrirán en este curso académico. Así lo ha anunciado el alcalde Bill de Blasio durante su rueda de prensa diaria. “No ha sido una decisión nada fácil de tomar, remarcó en su comparecencia. Queda la duda cómo se resolverá la cuestión de las calificaciones.

El más de un millón de alumnos del mayor sistema escolar de Estados Unidos canceló las clases presenciales el pasado 16 de marzo. A la semana siguiente se iniciaron las lecciones on line y de manera virtual por video conferencia.

De Blasio ofreció una perspectiva todavía menos halagüeña porque no concretó el calendario para el inicio del próximo curso. “No sé puede hablar de un programa hasta que no se haya combatido la enfermedad”, indicó. “Dios sabe cuando podremos volver a las escuelas y esto es muy doloroso”.

También matizó que tomar esta decisión, por dolorosa que resulte, “es lo más correcto que podemos hacer, claramente ayuda a salvar vidas”.

Unas 1.800 escuelas están cerradas y se han tenido que adaptar al programa de 2e-learning”. Para los educadores es uno de los mayores retos que están afrontando. Estas clases virtuales demuestran una vez más las disparidades de esta ciudad. Muchos niños carecen de medios para conectarse. Esto ha llevado a que las autoridades educativas se planteen cómo resolver este curso. Hay quien sostiene que esos niños deberían hacer de nuevo este curso académico, pero también hay voces que sugieren que todos los alumnos no pasen y lo repitan.

Richard Carranza, el responsable del sistema educativo en la ciudad, quiso dar un mensaje de tranquilidad al responder que habrá “flexibilidad” a la hora de las calificaciones. “Sabemos que hay niños que no pueden conectarse aún o que adolescentes que cuidan de sus hermanos pequeños porque sus padres desarrollan trabajos esenciales y no pueden quedarse en casa, pero nuestra pretensión es que continúan implicados en su educación. Los profesores disponen de maneras para ver el trabajo escolar que desarrollan y existen otras maneras de calificar diferentes a las tradicionales de asistir físicamente a la escuela”, subrayó Carranza. Apuntó que esas calificaciones “no ha de ser las de este último trimestre”.

El alcalde anunció que 6.000 sintecho, de los que están en la calle, serán trasladados a hoteles a partir del 20 de abril. Empezaran a alojar a las personas que tengan síntomas y luego por grupos de edad. Alojarán además a aquellos que están en refugios pero que, por la sobre ocupación, no se puede aplicar la regla de la distancia social.