#Clickeando

Nextflix revela avance de segunda temporada de Marvel – Luke Cage

Aquí los detalles…

Por Redacción, 2018-06-12 11:25

México.-En el trailer final de la segunda temporada de Marvel – Luke Cage, que se estrena globalmente en Netflix el 22 de junio, Mariah Dillard se enfrenta a una amenaza inminente y formidable a su control sobre Harlem, el imparable Bushmaster.

Armado con los secretos más profundos de Mariah, Bushmaster pone en peligro todo lo que ella más aprecia. Mientras tanto, Luke Cage lucha con la idea de intervenir y proteger a Mariah por el bien de Harlem.

¿Puede un hombre salvar una comunidad? Y en su lucha por hacerlo, ¿se encontrará consumido por la misma oscuridad contra la que está luchando? A medida que surge un nuevo villano y una reina asume el trono en Harlem, comienzan a formarse grietas en el antes inquebrantable héroe…

Después de limpiar su nombre, Luke Cage se ha convertido en una celebridad en las calles de Harlem con una reputación a prueba de balas. Pero ser tan visible solo ha incrementado su necesidad por proteger a la comunidad y encontrar los límites de a quien puede y a quien no salvar. Con el surgimiento de un nuevo enemigo formidable, Luke es forzado a enfrentar la delgada línea que separa a un héroe de un villano.

La serie contará una vez más con Mike Colter como Luke Cage, Simone Missick como Misty Knight, Rosario Dawson como Claire Temple, Alfre Woodard como Mariah Dillard, y Theo Rossi como Shades.

#Clickeando

Papa Francisco pide perdón a fieles chilenos por escándalo sexual

Francisco, quien defendió a Barros en su primera visita a Chile en enero, decidió aceptar su renuncia el lunes pasado así como la de otros dos obispos chilenos.

Por Redacción, 2018-06-18 09:47

México, AFP.-El papa Francisco pidió perdón a los fieles de la ciudad chilena de Osorno, en un intento por reconciliar a la comunidad católica profundamente dividida por la designación del obispo Juan Barros, acusado de encubrir actos de pederastia, en un mensaje leído el domingo por sus enviados.

El obispo Charles Scicluna y monseñor Jordi Bertomeu llegaron por segunda vez en el año a esta ciudad, la más golpeada por el escándalo protagonizado por su exobispo Barros, acusado de encubrir los abusos sexuales cometidos por el influyente sacerdote chileno Fernando Karadima. El caso provocó una grave crisis en la iglesia chilena y el pontífice intenta ponerle fin.

“El papa Francisco me ha encargado pedir perdón a cada uno de los fieles de la diócesis de Osorno y a todos los habitantes de este territorio, por haberles herido y ofendido profundamente”, indicó Scicluna de rodillas junto a Bertomeu, durante una misa este domingo en la Catedral San Mateo de Osorno, ubicada 930 km al sur de Santiago.

La llegada de Barros a Osorno en marzo de 2015 generó una profunda división entre fieles y miembros del clero que lo apoyaban y otros que rechazaban su designación, tras las acusaciones de que encubrió los abusos cometidos por Karadima en 1980 y 1990. El sacerdote había sido suspendido de por vida por el Vaticano en 2011 debido a las denuncias.

La catedral fue abarrotada por decenas de fieles que aplaudieron las palabras de Scicluna y vivieron momentos de emoción durante esta misa, el punto descollante de la visita a esta ciudad, pero que para los laicos de Osorno no es suficiente para cerrar las heridas que han dividido a su comunidad.

“Hoy hemos decidido dar un paso, entrar a nuestro templo y participar de la santa misa en el día del señor dejando la claridad absoluta de que esta no es una misa de reparación ni de reconciliación”, indicó un comunicado de los laicos, leído por Mario Vargas, uno de sus representantes, minutos antes de iniciarse la ceremonia.

Tras la misa, los laicos levantaron carteles con leyendas como “La paz es fruto de la verdad y justicia” y “Sacerdote rompe tu silencio”.

Todos los obispos chilenos, incluido Barros, renunciaron ante el papa en una reunión en el Vaticano en mayo pasado, en medio de duras críticas del pontífice por el trato que el clero del país dio a las decenas de denuncias sobre pederastia que han golpeado a la iglesia chilena.

Francisco, quien defendió a Barros en su primera visita a Chile en enero, decidió aceptar su renuncia el lunes pasado así como la de otros dos obispos chilenos.

“Hoy día vemos con mucha claridad que hay tantas formas de abuso que no pueden volver a ocurrir, que hay procedimientos que no se pueden repetir, que hay formas de hacer iglesia que se deben cambiar”, dijo durante la misa monseñor Jorge Concha, quien reemplaza interinamente a Barros.

-Proceso de sanación-

Los enviados del papa viajaron a Chile por primera vez en febrero para investigar las denuncias sobre abusos.

Esta segunda visita de Scicluna y Bertomeu a Osorno comenzó el jueves con reuniones con el clero de la ciudad, y fieles de distintas parroquias, pero también recibieron nuevas denuncias de abusos.

Scicluna agradeció a “tantas personas que han tenido la generosidad de compartir con nosotros sus heridas, experiencias dolorosas, así como también sus esperanzas y amor por la Iglesia en Osorno”, en un comunicado que leyó ante la prensa tras la misa.

Los laicos agradecieron la misión de Scicluna y Bertomeu y manifestaron su esperanza de que sea el inicio de un “largo proceso de sanación que durará seguramente mucho tiempo”.

Los enviados del papa llegaron a Santiago el martes, donde anunciaron que entregarían ayuda técnica y jurídica a las diócesis chilenas para enfrentar nuevas denuncias de pederastia, y adelantaron que se instaurará una nueva instancia que recibirá las acusaciones sobre abusos.

En medio de su visita, la fiscalía chilena realizó allanamientos en las oficinas de la Iglesia Católica en Santiago y la ciudad de Rancagua (90 km al sur de la capital chilena) donde se incautaron archivos eclesiásticos, en medio de una investigación sobre los abusos cometidos por sacerdotes.

La misión de los enviados del papa termina el lunes, cuando se espera entreguen algunas conclusiones de su segunda visita.

#Clickeando

Cuñado del Rey de España ingreso a la cárcel este lunes

Urdangarin, un ex medallista olímpico de balonmano de 50 años, es el único hombre en esta prisión para mujeres, con capacidad para 162 preso

Por Redacción, 2018-06-18 08:57

México, AFP.-Iñaki Urdangarin, cuñado del rey de España condenado a casi seis años de cárcel por corrupción, ingresó este lunes en prisión, culminando una larga saga judicial que llegó a desestabilizar la monarquía.

El marido de la infanta Cristina de Borbón, hermana del rey Felipe VI, ingresó en una cárcel ubicada junto al pueblo de Brieva, a 108 kilómetros al norte del Madrid, sobre las 08H00 de la mañana (06H00 GMT), indicó a AFP un portavoz de la administración penitenciaria.

Urdangarin, un ex medallista olímpico de balonmano de 50 años, es el único hombre en esta prisión para mujeres, con capacidad para 162 presos y a una hora y media por carretera de Madrid, detalló el portavoz.

Ocupará por tanto un módulo individual en esta prisión, que pudo elegir, como es habitual en el caso de aquellos condenados que reciben la pena estando en libertad.

Con el ingreso en prisión se cierra una saga que comenzó en 2010, en plena crisis económica, cuando se conocieron los primeros detalles de un caso que dañó seriamente la percepción pública de la monarquía española y contribuyó a que el suegro de Urdangarin, el rey Juan Carlos I, abdicara en su hijo Felipe en junio de 2014.

Éste sin embargo evitará en buena medida el foco de los medios españoles este lunes, ya que junto a su esposa, la reina Letizia, se encuentra de visita en Estados Unidos, donde el martes serán recibidos por el presidente Donald Trump.

– Una larga caída –

Urdangarin tenía hasta este lunes para ingresar en la cárcel, después de haber sido condenado el pasado martes a 5 años y 10 meses de prisión por el Tribunal Supremo.

Urdangarin fue hallado culpable de malversar en beneficio propio, junto a su socio Diego Torres, millones de euros donados por organismos públicos al Instituto Nóos, una fundación sin ánimo de lucro que él presidía.

Los hechos tuvieron lugar entre 2004 y 2006 principalmente en las islas Baleares, y le valieron la condena por “los delitos de prevaricación continuada y malversación, tráfico de influencias, fraude a la Administración y dos delitos fiscales”, según indicó el tribunal en un comunicado.

La pena de prisión del Supremo, en segunda instancia, supuso una leve rebaja respecto a la condena pronunciada inicialmente en febrero de 2017: seis años y 3 meses de prisión, además de una multa de 512.000 euros.

A su vez, la infanta Cristina se convirtió durante el proceso en el primer miembro de la actual familia real en sentarse en el banquillo de los acusados por presuntos delitos contra la Hacienda pública, aunque fue absuelta.

No obstante, el Tribunal Supremo confirmó su responsabilidad civil como beneficiaria de las ganancias obtenidas por su marido, y le impuso una multa de 136.950 euros (inferior a los 265.000 euros dictados en primera instancia), una suma que de todas maneras ya restituyó. Durante todo el proceso, Cristina negó conocer las actividades de su marido y explicó haber actuado con total confianza.

Por todo este escándalo, ya a fines de 2011, todavía bajo el reinado de Juan Carlos I, Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina fueron alejados de los actos oficiales de la Casa Real. Más tarde fueron despojados del título de duques de Palma de Mallorca, la ciudad donde suelen veranear los reyes de España.

Urdangarin y la infanta Cristina vivían desde 2013 en Ginebra con sus cuatro hijos, y está por ver dónde residirán ahora ella y los niños.

En teoría, el cuñado del rey Felipe puede, pese a su ingreso en prisión, presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, alegando que sus derechos fueron vulnerados en el proceso.

Junto a Urdangarin fueron condenados en el mismo caso su socio Diego Torres, cuya pena fue reducida por el Supremo a 5 años y 8 meses, y Jaume Matas (3 años y 8 meses), ex presidente regional de islas Baleares del Partido Popular.

Matas ya ingresó la semana pasada en una prisión cerca de Madrid, y Torres lo hará previsiblemente este lunes.

#Clickeando

Pitón devora a una mujer en Indonesia

La familia y los aldeanos iniciaron una búsqueda de la mujer y encontraron a la serpiente con el vientre hinchado a unos 50 metros de donde se encontraron las pertenencias de la mujer.

Por Redacción, 2018-06-17 14:09

México.-Una serpiente pitón de 7 metros de largo se tragó a una mujer en el centro de Indonesia, informaron las autoridades locales.

La víctima, Wa Tiba, de 54 años, desapareció el jueves por la noche mientras revisaba su huerto cerca de su pueblo en laisla de Muna, en la provincia de Sulawesi Sureste, según el jefe de la aldea, Faris.

El viernes, su familia fue a buscarla al huerto pero solo encontró sus pertenencias, incluidas sandalias y una linterna, agregó Faris, quien usa un solo nombre.

La familia y los aldeanos iniciaron una búsqueda de la mujer y encontraron a la serpiente con el vientre hinchado a unos 50 metros de donde se encontraron las pertenencias de la mujer.

El jefe de la aldea dijo que los aldeanos mataron al reptil y se lo llevaron a la aldea.

“Cuando le abrieron el vientre a la serpiente, encontraron intacto el cuerpo de Tiba, con toda su ropa”, dijo Faris. “Ella fue tragada a partir de su cabeza”.

Algunos videos publicados en internet mostraban a los aldeanos cortando el cadáver de la pitón para revelar el cuerpo de la mujer.

Faris dijo que el huerto de la víctima, a un kilómetro de su casa, está en un área rocosa con cuevas y acantilados que se cree que son el hogar de muchas serpientes.

Las pitones reticuladas, muy extendidas en Indonesia y otras partes del sudeste asiático, matan a sus presas por estrangulamiento antes de engullirlas enteras, con ayuda de decenas de afilados dientes curvos.

Los reportes de seres humanos muertos por pitones son extremadamente raros. Se sabe que en estado salvaje comen monos, cerdos y otros mamíferos.

Fue el segundo ataque de una pitón a una persona en Indonesia desde marzo del año pasado, cuando un hombre de 25 años de edad fue tragado entero por una pitón en la provincia de Sulawesi Occidental.