México.-Apenas unas semanas después de intentar reunir sus caminos, Neymar y el FC Barcelona se enfrentaron este viernes a través de sus abogados en un juzgado español encargado de resolver un litigio sobre una millonaria prima pactada antes de su marcha al PSG.

El juicio se celebró en un tribunal en L'Hospitalet de Llobregat, en las afueras de la ciudad catalana, en medio de una gran expectación mediática. Aunque el jugador había viajado a Barcelona el jueves e incluso colgó una foto en Instagram con el jugador barcelonista Arthur Melo, no se presentó al juicio y por la tarde ya estaba de vuelta a la capital francesa participando en el entreno del PSG.

https://www.instagram.com/p/B25H0kwoLjj/?utm_source=ig_embed

La vista se retrasó varias horas por los intentos a la postre infructuosos de alcanzar un acuerdo de conciliación que evitara un juicio dañino para los dos bandos si el próximo año quieren reintentar el regreso del hijo pródigo.

El 21 de octubre los abogados de ambos bandos deberán presentar sus conclusiones por escrito al juez que publicará posteriormente su sentencia en una fecha no fijada.

En el corazón del conflicto figura una millonaria prima que acordaron en 2016 el astro brasileño y el club al prolongar su relación contractual hasta 2021. El monto total, desconocido hasta ahora, era de 64.4 millones de euros brutos, señalaron los abogados de ambas partes.

El Barcelona realizó un primer pago de 20.75 millones pero, cuando Neymar marchó al PSG en agosto de 2017 por la cantidad récord de 222 millones de euros, no liquidó los restantes 43.65 millones brutos. Previamente, el club había hablado de 26 millones y no 43.65, la cantidad neta después de impuestos.

A raíz de esto se generó una doble demanda por incumplimiento de contrato: el Barcelona reclamó a Neymar el reembolso de la cantidad abonada y una indemnización y el futbolista solicitaba el pago íntegro del bonus.