Estados Unidos.- La NFL ha iniciado su temporada regular,con más de 15 mil aficionados en un estado, pese a la pandemia del coronavirus (Covid-19), que ha pegado muy fuerte en Estados Unidos, que es el país más afectado.

El tema ha generado debates acalorados a nivel estatal y municipal, incluyendo si se debería autorizar el inicio de las temporadas a nivel secundaria y la cantidad de fanáticos permitidos en estadios profesionales y universitarios.

Muchas secundarias han comenzado a realizar partidos de fútbol americano, pero estados como California e Illinois han cancelado la temporada completa. Se han registrado contagios esporádicos entre jugadores, incluso un equipo completo de fútbol americano y una banda musical en un pequeño poblado de Alabama, que tuvo que respetar una cuarentena debido a la exposición al virus.

Legisladores de Pensilvania han estado discutiendo esta semana con el gobernador demócrata sobre una legislación contra el coronavirus que otorgaría a los distritos individuales y las escuelas privadas autoridad plena para decidir cómo realizar los partidos de fútbol americano y otros deportes.

Para los aficionados obsesionados con el fútbol americano, el inicio de la temporada representa un alivio después de un confinamiento de meses, una oportunidad de reunirse con amigos en bares y reuniones en estacionamientos de los estadios o dirigirse a una casa de apuestas y probar suerte.

Las casas de apuestas esperan una temporada de nuevos récords en términos de la cantidad de dinero apostado, encabezada por un público ansioso por seguir la acción deportiva luego de meses de encierro.

Para los jugadores, entrenadores y espectadores que acuden a los estadios, una temporada segura depende de lo que la gente esté dispuesta a sacrificar para reducir el número de casos y del control de una comunidad para prevenir más contagios.

Te va a interesar:

Jugar sin público, es como estar en un jardín sin flores, dice Cristiano Ronaldo

Messi regresa a entrenar con el Barcelona