México.-La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) pasó esta noche a la historia después de comenzar de forma brillante su primer sorteo universitario (Draft) en videoconferencia sin ningún problema técnico y dándole al mundo del deporte profesional un gran triunfo en la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Cierto que el mundo de la NFL tuvo que mantenerse aislado y separado, cada equipo en su sede, sin que pudiesen protagonizar el glamour que se esperaba en el sorteo original que iba a celebrarse en Las Vegas.

Pero ver al comisionado de la NFL, Roger Goodell, pleno de seguridad y confianza, desde su residencia haciendo el anuncio de la primera selección que recayó en el joven mariscal de campo de 23 años, Joe Burrow, elegido por los Bengals de Cincinnati, ya se ha convertido en todo un símbolo de la primera gran victoria en la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Goodell lo hizo con un montaje virtual de aficionados de los Bengals detrás de él.

Burrow, con su familia, sus padres a su lado, parecía tener una vídeollamada con Goodell desde su sala de estar.

Su entrevista en la cadena de televisión ESPN, encargada de la trasmisión, se realizó sin problemas, con Burrow diciéndole a la veterana presentadora Suzy Kolber que "colocarme en el número uno de la elección general es una locura para mí", considerando que no era una promesa principal al entrar en el 2019.

Luego le llegó el turno a los Redskins de Washington y se hicieron con el espectacular ala defensivo de 21 años, Chase Young, al que seleccionaron con el número. Goodell de nuevo mantuvo un tono positivo lleno de entusiasmo como ya había anunciado previamente antes del comienzo de la trasmisión.

"Esto es diferente para nosotros y es diferente para usted, porque tiene que ser así porque las circunstancias nos obligan", declaró Goodell desde el sótano de su hogar, en Bronxville (Nueva York, donde está el centro del COVID-19. "Lo superaremos juntos. Y cuando lo hagamos, estaremos aquí para ti".

Goodell continuó diciendo que el sorteo universitario "restaura la esperanza y genera optimismo y será todo un símbolo para el resto de los deportes y del país entero".

El comisionado de la NFL, el más poderoso del deporte profesional en Estados Unidos, que durante la temporada del 2019 generó unos ingresos de 14,000 millones de dólares. Como era tradición, ya que con frecuencia escuchaba los abucheos de los aficionados mientras subía al podio en cada sorteo, esta vez también buscó mantenerla, al tener de forma virtual el rechazo de los seguidores.

Antes de la primera elección, Goodell llamó a los abucheos de los aficionados en lo que calificó como "una tradición del sorteo, y una que realmente disfruto. Escuchemos los de usted ahora".

Luego señaló una pantalla con docenas de aficionados abucheando, incluido el miembro del Salón de la Fama de la NFL Michael Strahan.

La escena previa al inicio del sorteo también incluyó el himno nacional que interpretó Harry Connick Jr. y un mensaje personal del doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

"El sorteo universitario es un evento que resuena en todo el mundo", destacó Fauci, y agregó que espera que el mundo del deporte pueda experimentar la normalidad lo más pronto posible.

Con las instalaciones de entrenamiento cerradas en la NFL, los equipos trabajaron horas extras para reforzar su tecnología en sus respectivas sedes y que sus gerentes generales pudiesen hacer el trabajo de conseguir al mejor talento posible de cara a la próxima temporada.

Muchos profesionales del equipo tenían al menos cuatro pantallas en sus oficinas centrales o sótanos para mantenerse al día con el sorteo universitario, acceder a las videoconferencias de toda la liga y comunicarse con sus propios seguidores de talentos y ejecutivos de la liga.

Todos ellos apoyados desde hace días por expertos en tecnología punta de comunicaciones dentro y fuera de sus hogares con el objetivo de establecer una configuración de trasmisión que les diese una seguridad completa.

Los expertos en informática no dejaron escapar el mínimo detalle de cara a que nada fallase durante su participación en el sorteo y de ahí que hasta se instalaron generadores de energía eléctrica para el caso en que fallase la luz y hasta cuatro sistemas de WiFi diferentes.

Además de tener equipos de cámaras instalados en las casas de 60 jóvenes promesas, que pueden ser elegibles durante los tres días que va a durar el sorteo universitario, según lo dispuesto por la NFL.

La configuración sin precedentes tuvo a muchos en la liga preparándose para lo impredecible, especialmente después de que los Bengals y los Dallas Cowboys experimentaron problemas tecnológicos mientras ejecutaban un intercambio imaginario durante el simulacro de la liga el pasado lunes.

Aunque un entrenador en jefe de la liga había mostrado su pesimismo después de la prueba del lunes al comentar que el sorteo podría convertirse en un "caos", la NFL, junto a las cadenas que realizan la trasmisión, cuando todo fue en serio no solo comenzaron con un gran espectáculo, sino que también lograron la primera gran victoria frente a la pandemia del coronavirus.