El presidente de vigilancia de la Sociedad Cooperativa Originarios de playa Caletilla, Leonardo Peña Díaz se dijo sorprendido de la veda sanitaria temporal para el consumo de moluscos en el puerto, decretada desde el pasado miércoles.

Afirmó que, regularmente, participan en los estudios de la Secretaría de Salud del estado, por lo que se dijo “confundido” de que se pudiera decretar una veda sin ningún aviso previo.

Recordó que la Cooperativa aglomera a 60 buzos que dependen económicamente de la extracción de moluscos, de la cual obtienen ingresos promedio de 200 pesos diarios.

Dijo que hasta el momento sólo han recibido un escrito de parte de la dirección de Salud de Acapulco, comunicándoles una prohibición para la extracción de moluscos.

Sin embargo, dijo que ellos tienen entendido que la prohibición se debe a una mortandad de tortugas marinas registrada cerca de la bahía.

“Creo yo que de ahí viene el detalle (de la prohibición), porque nosotros sabemos que no tenemos ninguna contingencia de marea roja por el momento”, expresó.

Indicó que si bien es común que exista marea roja en los días cercanos a la Semana Santa, “en estos momentos no hay nada de eso”.

“Porque cuando sabemos que hay alguna manchita roja nos mantenemos informados por medio de las dependencias de gobierno, de salud; ellos nos informan tanto de mariscos como de moluscos y hasta ahorita no se han venido a presentar, no sé qué es lo que esté pasando”, señaló.

Ayer, no obstante, el director de Salud municipal, Eger Gerardo Gálvez Pineda advirtió que los establecimientos que no acaten la orden de no vender moluscos serán multados.

Además, dijo que actualmente existe marea roja, por lo que la veda aplica a todos los moluscos bivalvos como almejas, mejillones, callo de hacha, navajas y ostras.

Al término de la entrevista a Peña Díaz, Gálvez Pineda acudió a verificar el lugar; por la tarde, consultado vía telefónica, el presidente de vigilancia dijo que el funcionario municipal sólo dio recorrido sin comunicarles nada relativo a la veda.