Chilpancingo, Guerrero.- El relleno sanitaro que pretende instalar el Ayuntamiento de Chilpancingo en la comunidad de matlalapa en Tixtla, no generará energía eléctrica ni fertilizante, aseguró el extitular de la Procuraduría de Protección Ecológica de Guerrero (Propeg), Tuilo Estrada Apátiga.

El exfuncionario contradijo al alcalde priista Marco Antonio Leyva Mena, quien ha manifestado que el relleno sanitario generará a través del gas metano energía eléctrica de manera gratuita y fertilizante muy barato.

Sin embargo, Estrada Apátiga advirtió que será difícil que una empresa se interesa en participar en dicho proyecto intermunicipal, debido a que las cerca de 400 toneladas de basura que se genere entre los municipios de Chilpancingo, Zumpango, Tixtla, no serán suficientes para generar energía.

“Chilpancingo genera 350 toneladas (diarias) de basura, habrá un promedio de 30 toneladas de desechos entre los municipios de Tixtla y Zumpango, estamos hablando de 400 toneladas aproximadamente”.

Dichas toneladas de basura, dijo, para cualquier empresa sería que genere energía a partir de la basura no le será atractivo, debido a que son cantidades muy pequeñas.

Asimismo, dijo que no tendrían las mismas ganancias que reciclando la basura y vendiendo el plástico, fierro o vidrio.

En el tema del fertilizante, dijo, que sería posible siempre y cuando se realizarán compostas para generarlo.

El exfuncionario consideró que lo más conveniente es una planta recicladora de basura, y lo que no se pueda utilizar sea enterrado, aunque reconoció que sepultar la basura no es la solución.

Dijo que para reciclar la basura existen empresas que trabajan a partir de 200 toneladas, y juntar los desechos de los tres municipios sería muy atractivo para las compañías.

Manifestó que para generar energía, se debe de buscar primero la solar, eólica, y la basura se debe reciclar y vender.

“No nos engañemos, tenemos que separar la basura, hacer composta para nuestro municipio para nuestros agricultores y darle vida a otras empresas que se dedique a comercializar el plástico, metal. Yo creo que ese tendría que ser el final de este proyecto”.

Dijo que las autoridades deben ser muy cuidadosas con las empresas que se contraten.

Leyva Mena se niega a compartir las ganancias en partes iguales con Tixtla y Zumpango

Ayer durante la reunión con diputados integrantes de la Comisión de recursos Naturales, Desarrollo Sustentable y Cambio Climático, Leyva Mena dijo que hasta el momento no tienen ninguna empresa para el manejo de la basura.

“Hemos visto una empresa de Cuernavaca, Morelos, de Linares (Nuevo León) estamos por ver una de Yucatán y estamos visto una empresa del Estado de México, no hemos decidido cuál será la adecuada”.

A decir de Leyva Mena, se realizará una licitación para elegir a la empresa que maneje los desechos por 15 a 20 años.

Dijo que la propuesta que él ha hecho, es que cada municipio haga su negociación con la empresa por las toneladas de basura que genere.

“A ver Eduardo Neri (Zumpango), tú haces una negociación por tus 30 toneladas de basura, yo hago mi negociación por las 350 toneladas de basura, Tixtla hace sus negociaciones por sus 30 toneladas de basura. Y el inversionista vine y la compra la basura, quitando ya su inversión”.

Sin decir nombres, Leyva Mena, dijo que algunos alcaldes no han aceptado dicha propuesta, y piden que todas las toneladas de basura sean juntadas y las ganancias se repartan de manetas iguales.

Dijo que con dicha propuesta el que pierde es Chilpancingo, y su Cabildo plural no se le permitiría.

“¿Quién pierda más ahí?, pierde Chilpancingo, yo no creo que mi Cabildo plural me permita perder esa cantidad, porque es como si comprara uno a un precio una mercancía. Estoy comprando 350 toneladas valen tanto, obviamente van valer más que las 20 de Tixtla y las 30 de Eduardo Neri”.

“Esa es la negociación que debemos emprender para que sea de manera equilibrada, justa y equitativa”, argumentó.

Ante los argumentos de Leyva Mena, la diputada presidenta de la Junta de Coordinación Política, Flor Añorve Acampo, pidió al Cabildo de Chilpancingo que reconsiderara dicha propuesta del alcalde, pues los vecinos de Tixtla eran quienes estaban poniendo el terreno.

La legisladora dijo que si bien no habría contaminación el 10 por ciento de la basura que no sea utilizada quedaría en el municipio de Tixtla, lo cual tendría repercusiones, aunque sería mucho menor que un tiradero a cielo abierto.

“Ahí lo pongo eso para que no lo olviden”, le dijo Añorve Ocampo a Leyva Mena.

El priista dijo que se invirtieron 10 millones de pesos en la construcción de la celda emergente y con la construcción del relleno sanitario se generarían 50 empleos directos y una derrama económica de 150 millones de pesos por parte de empresa que manejaría los desechos.