El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó hoy su repudio al decreto del mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, que dio continuidad por un año a la orden que declaró a Venezuela una amenaza para la seguridad estadunidense.

Maduro llamó a los seguidores de su gobierno a marchar el próximo sábado en rechazo a Obama, que en 2015 estableció sanciones contra siete funcionarios venezolanos acusados de violaciones a los derechos humanos y que declaró al país una amenaza para la seguridad de Estados Unidos.

"Yo rechazo y repudio este decreto criminal contra la paz y la estabilidad de la patria de Simón Bolívar", señaló Maduro en un acto para conmemorar con cientos de simpatizantes el Día Internacional de la Mujer.

“Al decreto del imperialismo hay que responderle en las calles, con unión. Yo me sumo a ese llamado, a esta jornada nacional e internacional de movilización de la conciencia. No podemos dejarnos. Obama está dejando un legado perverso, muy negativo sobre América Latina y el Caribe y particularmente en Venezuela", señaló Maduro.

El jefe de Estado venezolano afirmó que Obama pudo rectificar derogando su orden presidencial, ya que antes de la Cumbre de las Américas de abril de 2015, en Panamá admitió que Venezuela no era una amenaza para Estados Unidos.

"¿Dónde queda tu palabra Obama? ¿En qué creemos en ti Obama, si has vuelto a agredir a Venezuela y la declaras una amenaza?", recalcó el presidente venezolano.

Maduro, finalmente, dijo que está seguro que con el tiempo prevalecerán las banderas del "socialismo, del chavismo, de la dignidad, del decoro y la justicia, sobre la agresión imperialista".