La presidenta municipal de Florencio Villarreal (Cruz Grande), Emisel Liosol Molina González, acusó que los cuatro regidores que interpusieron una demanda en su contra por falta de pago de salarios, que no se han presentado a trabajar, y afirmó que los sueldos reclamados están depositados en la Tesorería del municipio, lo cual respaldó el diputado presidente de la Comisión Instructora del Congreso local, Iván Pachuca Domínguez.

Esta mañana, la presidenta municipal y el diputado local tuvieron una reunión privada en un restaurante en Chilpancingo, para dar seguimiento a la demanda que revocación de mandato que interpusieron los regidores Irving Noé Marcial Román (PRI), María del Carmen Bahena Wences (PRI), Isidro Gatica Ríos (Partido Verde), y Crispín Molina Jijón (Partido Nueva Alianza) ante el Congreso del estado acusando falta de pago de salarios.

Al término de la reunión, Molina González afirmó que el pago exigido por los cuatro regidores se ha hecho de manera puntual, y señaló que quienes la acusan no se han presentado a trabajar ni a cobrar el salario correspondiente. La versión fue respaldada por el diputado Pachuca Domínguez, que dijo que le consta que el pago de los demandantes está depositado en la Tesorería Municipal.

El conflicto entre la comuna de Florencio Villarreal inició a partir de la inconformidad de los cuatro regidores de percibir un salario quincenal de ocho mil pesos quincenales, bajo el argumento que por ley deberían tener un sueldo de 12 mil pesos, lo que derivó en una demanda ante el Tribunal Electoral del Estado (TEE) de Guerrero, en diciembre pasado, y una demanda de juicio de revocación de mandato que presentaron ante el Congreso local el pasado 3 de mayo.

Los regidores exigen el pago de 12 mil pesos quincenales correspondientes a noviembre de 2015, marzo y abril de 2016, ya que diciembre, enero y febrero, les fueron pagados conforme a lo que solicitan bajo un ordenamiento que emitió el TEE el 10 de diciembre del año pasado.

La alcaldesa señaló en entrevista que de acuerdo con la nómina que le fue entregada por la Secretaría de Contraloría del Estado y la Auditoría General del Estado, en el pasado proceso de entrega-recepción de la administración municipal, el sueldo de los regidores estaba estipulado en siete mil pesos quincenales; incluso, dijo que en lugar de disminuir salarios, aumentó mil pesos.

Dijo que el argumento de los cuatro regidores inconformes para demandar un salario de 12 mil pesos quincenales se basa en una nómina de diciembre de 2014, en la que, los entonces ediles ganaban seis mil pesos quincenales, pero se les depositó lo correspondiente a un mes en una sola quincena.

El TEE publicó un acuerdo de ejecución el pasado 17 de mayo, en el que ordenó que la Secretaría de Finanzas y Administración del Gobierno del Estado retener las partidas presupuestales que corresponden al ayuntamiento de Florencio Villarreal a favor de cada actor la cantidad de ocho mil pesos, que son correspondientes a complemento al salario de los regidores de noviembre de 2015, cuando cada uno cobró 16 mil  pesos en lugar de los 24 mil que exigen; además, tres mil pesos de aguinaldo proporcional.

Respecto al reclamo ante el órgano electoral por parte de los cuatro regidores, por la falta de pago correspondiente a marzo y abril de este año, el TEE ordenó al Cabildo para que en un plazo de tres días a partir de la notificación, informe las razones o el impedimento legal que tiene por las que ha dejado de pagar.

La presidenta municipal indicó que el proceso legal ante el Tribunal Electoral continúa, y ella aportó pruebas, como el pago de nóminas, en las que comprueba el pago requerido por los regidores inconformes.

Señaló que en el presupuesto de Florencio Villarreal está etiquetado el sueldo a regidores por 8 mil pesos quincenales, y si la sentencia final del Tribunal Electoral del Estado determina un salario de 12 mil pesos, tendrían que hacer un reajuste presupuestal, pero si la sentencia es en contra de los inconformes, tendrían que devolver al municipio los cuatro mil pesos extras que, asegura, se les han cubierto como sueldo quincenal desde que inició la administración.

Sobre la demanda de revocación de mandato ante el Congreso del estado, el presidente de la Comisión instructora, quien lleva el caso, señaló que el pasado martes se hizo la notificación formal a la alcaldesa sobre el proceso que va en su contra, y que, en los siguientes días, tendrá que aportar las pruebas a su favor ante el secretario técnico de la Comisión.

Si no existiera conciliación entre las partes en los siguientes días, el juicio de procedencia seguiría su curso.