El compositor Romeo Santos, quien por su carrera tuvo que crear un personaje para superar la timidez, negó ser un buen cantante al asegurar que su fuerte es la interpretación.

“El Rey de la Bachata” confesó que cuando está en el escenario, es un personaje “sensual y seductor”, pero cuando se baja, es “tímido y humilde”.

En una entrevista especial dentro de la Conferencia Billboard de Música Latina, Santos elogió a Luis Miguel y a David Bisbal, a los que consideró buenos artistas con una gran voz.

“Yo me siento un buen intérprete porque interpreto con sentimiento mis canciones, y ese es el fuerte mío”, comentó ante un salón lleno en un hotel de Miami Beach.

El exvocalista de Aventura, quien cuenta con 21 nominaciones para los Premios Billboard que se entregarán el jueves, habló también de sus inicios, la forma en que compone y de los momentos claves de su carrera y vida.

Señaló que no es un intérprete que le cante sólo a la infidelidad, y se dijo sorprendido porque todas las canciones que tienen un dilema, “por alguna razón son los éxitos más grandes”.

Criado en el barrio del Bronx, en Nueva York, dentro de una familia pobre, reveló que con el primer gran cheque que recibió, le compró una casa a su madre en una zona de lujo sin embargo, su progenitora sigue viviendo en el antiguo barrio donde crecieron.

“Mis padres son muy tradicionales y muy humildes, y esas son cosas con las que yo me crié”.

Cabe destacar que el bachatero acaba de regresar de España con su gira “Vol.2 World Tour”, en la que reunió a más de 85 mil espectadores en sus 10 actuaciones por Granada, Toledo, Málaga, Santiago de Compostela, Alicante, Tenerife, Las Palmas, Sevilla y Bilbao, en donde los boletos se agotaron.

Notimex