Un juez federal negó un amparo a Amado Omar Yáñez Osuna, dueño de la empresa Oceanografía, para que obtuviera su libertad bajo caución, debido a que el delito del que se le acusa es considerado grave.

El juez Décimo Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal en al Distrito Federal, José Alfonso Montalvo Martínez, negó el amparo al empresario, presunto responsable de cometer fraude en perjuicio de una institución bancaria, instrumento jurídico que interpuso contra el auto que le negó la obtención de su libertad bajo caución.

Al resolver el juicio 109/2015, el juzgador negó la protección de la justicia federal solicitada, al determinar que son infundados los conceptos de violación, toda vez que el delito que presumiblemente se le atribuye es considerado grave.

La autoridad jurisdiccional precisa que a Yáñez Osuna se le imputa su probable responsabilidad en la comisión del delito previsto en el artículo 112, fracción I, sancionado en el párrafo cuarto de dicho numeral de la Ley de Instituciones de Crédito.

Este ilícito es considerado como grave en el artículo 194 de la ley procesal federal penal, por lo que no es necesaria la realización de interpretación conforme, como lo reclama el quejoso a la autoridad responsable, al no contravenir dicha disposición alguna norma constitucional o convencional.