Ciudad de México.- Ernesto Canales perdió un amparo y tendrá que enfrentar el proceso en su contra por administración fraudulenta. Sigue viva la causa contra quien fue procurador anticorrupción en Nuevo León, acusado de apropiarse de seis millones de dólares, luego de la resolución en segunda instancia.

La juez de decimosegundo de Distrito de Amparo, Rosa María Cervantes Mejía negó la protección federal a Ernesto Canales por el auto de formal prisión dictado en su contra por la Novena Sala Penal del Tribunal de Justicia y un juez penal de la Ciudad de México, por lo que sigue viva la causa penal en su contra y no procede el desistimiento que Paula Cusi concedió a otro de sus abogados, socio de Canales, por esa acusación.

​En el Amparo Indirecto promovido por Canales en contra del auto de formal prisión, la Juez de Amparo ordenó notificarle personalmente cuando se reanuden las labores del Juzgado y Canales contará con diez días para interponer un Recurso de Revisión ante un Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito.

La Juez de amparo consideró que no se observan deficiencias en el proceso en su contra y que si bien el apoderado legal de Paula Cusi manifestó en la audiencia del 30 de agosto de 2019 que su representada se daba satisfecha de la reparación del daño por parte de César Gerardo Francisco García Méndez, le otorgó el perdón solo a él y no es extensivo a Ernesto Canales.

El 12 de septiembre de 2019, el Juzgado Vigésimo Cuarto Penal decretó la extinción de la acción penal en favor de Ernesto Canales Santos, pero el agente del Ministerio Público y el apoderado legal de Paula Cusi apelaron ante la Novena Sala del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, quien el 28 de octubre revocó esa extinción.