México.- Una niña originaria de la India, de 7 años de edad, que fue ingresada junto a otras personas a Estados Unidos por la frontera de Sonora, murió en un terreno agreste a 17 millas de Lukeville, frontera con Sonoyta.

Aunque la Patrulla Fronteriza del Sector Tucson comunicó que aún se desconocen las causas  del deceso, en la región desértica se están registrando temperaturas cálidas extremas

El deceso ocurrió el jueves por la mañana, y según informes, la niña había estado viajando con otras cuatro personas que habían caído cerca de la frontera internacional por traficantes de personas que ordenaron al grupo cruzar en el lugar peligroso y desértico.

Agentes de la Patrulla Fronteriza del Sector Tucson tuvieron esta información después de encontrarse con dos mujeres adultas de la India, quienes explicaron cómo habían llegado a los Estados Unidos y que otras tres, una mujer y dos niños, se habían separado de ellas horas antes.

Los oficiales detuvieron a las dos mujeres y comenzaron a buscar en el área al norte de la frontera internacional en un terreno remoto, a siete millas al oeste de Quitobaquito Springs, en busca de las personas desaparecidas. En cuestión de horas, descubrieron los restos de la niña, que fueron recuperados por el Departamento del Sheriff del Condado de Pima.

Aeronaves y helicópteros de la Guardia Nacional y de las Operaciones Aéreas y Marítimas de la Aduana y Protección Fronteriza de los Estados Unidos fueron utilizadas para ampliar la búsqueda, mientras que otros agentes de la Unidad de Rescate y Trauma de la Patrulla Fronteriza, la Estación de Patrulla Fronteriza de Ajo y personal de la Oficina de Administración de Tierras peinaron la zona a pie.