México.-En Zapopan, Jalisco, un menor de ocho años resultó herido por una bala perdida cuando viajaba con su mamá en un automóvil sobre Anillo Periférico.

De pronto se escuchó un estruendo y el pequeño empezó a quejarse de una herida en el brazo, al revisarlo su mamá se percató que la herida fue producto de una bala que atravesó una de las puertas del vehículo y salió por otra.

Por fortuna, la vida del pequeño no está en riesgo, pero este hecho pudo tener un final trágico.

En abril del 2019, una bala perdida alcanzó a un menor, de 8 años, que se encontraba jugando en la comunidad de Arroyo Cinta, perteneciente al municipio de Minatitlán, Veracruz.

Fernando Manuel Sulvarán fue trasladado hasta la cabecera municipal ingresando al Hospital Regional de Minatitlán para que le fuera extraída la bala que lesionó su brazo izquierdo.

Arroyo Cinta es una población que se localiza a una hora de la cabecera municipal.

El menor baleado fue reportado estable.

Aun cuando el menor se encontraba bajo observación médica, fue egresado por sus familiares para trasladarlo a una clínica particular.