Cuernavaca, Morelos.-Atrás quedaron los Niños Dios vestidos como doctores, mariachis o santos, este año, desde Cuernavaca, Morelos, surge la propuesta de caracterizarlos como Superman, León-O, La Parka o incluso Freddie Mercury, entre otros personajes.

Ricardo Bahena Román, un ingeniero mecatrónico de 27 años de edad, dedicado a las ventas por internet, tuvo la idea de personalizar figuras de Niño Dios hechas de yeso, como personajes poco convencionales para la celebración del Día de la Candelaria.

“Pues básicamente consiste en la intervención de una pieza de un Niño Dios, que está hecha de pasta de cerámica o yeso en algunos casos y, pues, se me ocurre hace dos años, la idea ya la tenía porque veía muchas personas, vaya, disfrazando a sus muñequitos de diferentes personalidades, como mariachi, doctor, futbolista, incluso llegué a ver como de culturas prehispánicas y algunos otros caracteres, pero yo decía ‘ok, me gustaría hacer algo ya con mi mano, algo distinto y algo que yo pueda transmitir, sí un tanto satírico, pero que tenga la esencia de la mayoría de los jóvenes en México”, explicó..

En su taller, instalado en la azotea de su casa, Ricardo cuenta cómo ha tenido que enfrentar las duras críticas que ha recibido a través de las redes sociales en las que promueve la venta de los que ha denominado “Niños Dios customizados”.

“He recibido muchos ataques, así como de ‘pobre chamaco pendejo, para qué estás… mejor píntate las nalgas, ¿por qué no mejor pintas a tu mamá, igual y yo te la compro barata?’ Y yo así de ‘vaya, vaya, para ser un buen católico sabes también maldecir muy bien’, o sea, excelente ahí y de ahí, infinidad, esos son como los leves, ya de ahí sí van unos así de ya de insultándome mi persona y a mis seres… a mi madrecita querida”, expresó.

Con la ayuda de su esposa y su cuñada, el ingeniero mecatrónico prepara ya el tercer lote de los Niños Dios que desde este domingo se han vendido como pan caliente a través de internet.

Personas de Tamaulipas, Nayarit, Nuevo León, Estado de México, Ciudad de México y Morelos han solicitado algunas de estas piezas.

Incluso ya tiene pedidos especiales.

Ricardo asegura que su intención no es burlarse de la tradición de los mexicanos que consiste en que cada 2 de febrero, Día de la Candelaria, son llevados a bendecir a las parroquias del país las figuras de Niño Dios, vestidos con ropa de bebé.

Señala que su objetivo es acercar la tradición a las personas más jóvenes.

“No es una burla, al contrario, es diversificar al Niño Dios para que entre a otros lugares donde pues muchos jóvenes ya no están cerca, me parece que a muchos jóvenes ya no les interesa retomar esa cultura, ya no les interesa, vaya, conservar esas costumbres y con esto tratamos de que ‘ah, bueno, yo quiero tener uno’ y tenerlo dentro de sus hogares o que lo ocupen como decoración, ahora sí que ya es personal”, dijo.

Las figuras del Niño Dios que interviene son compradas a productores de Morelos y del Estado de México.

En su taller son decoradas con pinturas y tela.

Los precios van de 450 a 600 pesos.

“El proceso es ahora sí que los artesanos me dan la figura en blanco, como está, sin pestañas, sin ninguna decoración y ya yo me encargo de pintarlos, hay personas que me ayudan, no soy el único, los diseños sí son de mi autoría, pero la pintura sí me ayudan a pintarlos. Me las entregan de esta manera, limpios, y ya yo me encargo de utilizar las pinturas necesarias, lacas y solventes necesarios, ya de ahí es manos a la obra”, dijo.