Ciudad de México.- Padres de niños enfermos de cáncer denunciaron que pese a que este jueves se reunieron con funcionarios de la Secretaría de Salud (SSa) con la esperanza de firmar un acuerdo y garantizar los tratamientos oncológicos para sus hijos, este no pudo concretarse.

Israel Rivas Bastidas, padre de Dana, una niña enferma de leucemia, dijo a través de una transmisión de Facebook Live que al concluir esta reunión no obtuvieron una respuesta positiva de las autoridades. “Nos vamos cómo llegamos, casi con las manos vacías”, dijo.

Israel Rivas explicó que los acuerdos no fueron muchos y aunque les dijeron que podrían ir a ver un cargamento de medicamentos contra el cáncer que había llegado al país hace unos días, este es solo garantiza el tratamiento por un mes.

“Estamos molestos, hubieron reclamos muy fuertes, no se firmaron los acuerdos y esto es complejo, es grave, porque sigue estando comprometida la salud y la vida de cientos de niños a lo largo y ancho del país”, señaló.

Rivas Bastidas indicó los padres que asistieron a esta reunión fueron citados para la siguiente semana por lo que las pláticas seguirán, con el objetivo de que se llegue a un compromiso por escrito por parte de las autoridades federales.

En un comunicado, la SSa informó que a raíz de la pandemia de COVID-19 se redujo el intercambio aéreo entre países y se frenaron en parte las cadenas de producción de estos medicamentos, factores que han implicado un retraso en el suministro de los fármacos adquiridos.

Pedro Flores Jiménez, titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Salud, quien estuvo en esta reunión, aseguró que se realizan todos los esfuerzos para garantizar el abasto oportuno de medicamentos, ya que desde el año pasado se implementó la estrategia para efectuar compras directas a proveedores en el extranjero.

El funcionario explicó que en abril y junio se efectuaron compras de medicamentos para cubrir el abasto de lo que se requerirá hasta finales de año. Cada uno de estos lotes, explicó, ha sido analizado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para garantizar la seguridad, calidad y eficacia de cada medicamento, y las pruebas pueden tardar hasta 30 días antes de ser liberadas para su distribución, aunque aseguró que a la fecha ya se están distribuyendo los medicamentos que previamente fueron recibidos.

En medio de la pandemia del coronavirus COVID-19, el pasado 27 de mayo, este grupo de papás salió a las calles para marchar del Ángel de la Independencia de la Ciudad de México a las oficinas de la Secretaría de Salud federal, exigiendo el abasto de medicamentos oncológicos para sus hijos.

Al arribar a la dependencia y no al no ser recibidos por autoridades federales comenzaron con una huelga de hambre. Dos días después, el subsecretario de Salud, Hugo López- Gatell, en la conferencia de prensa vespertina sobre el COVID-19, informó que los padres ya habían llegado a un acuerdo con el secretario de Salud, Jorge Alcocer.

Más tarde en un tuit, la SSa informó que el acuerdo fue un compromiso al abasto y distribución oportuna de medicamentos, por lo que los papás levantaron la huelga de hambre que tenían afuera de esta dependencia, fue así que este jueves, los padres tenían la esperanza de tener este compromiso por escrito, pero esto no ocurrió, según denunciaron.