En México hay alrededor de 250 mil niños con síndrome de Down, que tienen la capacidad de ser alfabetizados y poder integrarse a la sociedad, señaló Elena Manzanilla Fojaco.

La directora de Bienestar y Salud de la empresa Frederic Soler, apuntó que en 1999 la expectativa de vida para las personas con síndrome de Down era de 40 años, pero a los 26 años fallecían muchos por la falta de una implementación adecuada de salud anticipada.

Al anunciar la realización del taller “Discapacidad, un reto con sentido humano y esfuerzo compartido”, destacó que ahora esa expectativa, mediante un control de la salud, se ha extendido hasta los 70 u 80 años.

En conferencia de prensa, resaltó la necesidad de dotarlos con más capacidades, tanto a ellos como a sus familiares en el trato diario.

Por ello, el taller a efectuarse en los próximos meses, contempla un método de lectura y escritura, así como la enseñanza de matemáticas, avalado por la Fundación Síndrome de Down de Cantabria, en España.

Refirió que en varias entidades de México se ha logrado alfabetizar con estos métodos y ahora se podrá aterrizar en Tabasco.

Manzanilla Fojaco, quien dijo tener una hija de 26 años con síndrome de Down, apuntó que la incidencia en discapacidad ha crecido en México durante la última década.

Precisó que el año 2000, con 97 millones de personas en México, la incidencia de discapacidad en sus distintos tipos era de un millón 797 mil, pero en 2010, con 112 millones de habitantes, creció a cinco millones 739 mil.

Por su parte, la directora del Centro de Rehabilitación Estatal, Celia Bosch Muñoz, dijo que el taller está dirigido a profesionales, educadores y sociedad en general como padres o cuidadores, a fin de que aprendan los métodos de enseñanza en diferentes temas.

Indicó que serán cuatro módulos que iniciarán el 14 de agosto, con el tema de Lectura y Escritura; el 11 de septiembre con Matemáticas; el 13 de noviembre con Sexualidad y Habilidades sociales, y el 11 de diciembre con Integración Sensorial y Taller de Habilidades Académicas.

Añadió que el DIF-Tabasco trabajará en conjunto con la empresa Frederic Soler, con 15 años de dar servicios profesionales de asesoría y capacitación en temas de discapacidad, a fin de preparar a más personas que interactúan con quienes tienen ese trastorno genético.