Cada lunes, niños de diferentes escuelas de este municipio asisten al ayuntamiento para participar en el programa cívico Lunes de Bandera, en el que se rinden honores a la enseña tricolor. A los alumnos que integran la escolta se les da una tableta y a todos se les da un recorrido en el ayuntamiento luego de un desayuno que consta de una pieza de pollo y refresco.

Esta mañana asistieron regidores y funcionarios, y en representación del alcalde Evodio Velázquez Aguirrre, llegó el director de Salud, Eger Galvez Pineda.

A los padres de familia se les avisa con una semana de anticipación que sus hijos han sido seleccionados para participar. Este día le tocó a la escuela primaria Plan de Iguala rendir los honores.

Algunas madres de familia coincidieron en que la iniciativa permite que los niños pierdan el “miedo” a participar en eventos abiertos y públicos, pero consideraron que si es un programa municipal, el alcalde “debería estar presente”.