Los alumnos de la escuela primaria José Martha Zúñiga, en el poblado de El Bejuco en Coyuca de Benítez, toman clases a la interperie porque les fueron retirados los toldos que tenían por un adeudo de 10 meses del gobierno federal a la empresa distribuidora “Lo nuestro”, SA de CV.

Padres de familia de ese centro educativo lamentaron esa situación, pues ahora los 86 alumnos toman clases debajo de árboles para cubrirse del sol, esto porque dicho plantel educativo fue uno de los afectados tras los impactos de las tormentas Ingrid y Manuel en el 2015.

Explicaron que desde hace dos años y medio tomaban clases debajo los toldos que funcionaban como aulas provisionales, pero que el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed) debe el pago a la empresa distribuidora.

Tal y como consta en un oficio, la empresa “Lo Nuestro” pide al coordinador técnico del Inifed, Enrique Zarco Flores el pago de 100 mil pesos por el adeudo de la renta del mobiliario, que también incluye toldos, mesas y butacas.

De acuerdo a ese escrito, la dependencia federal dejó de pagar desde marzo de 2015, y el mobiliario se les retiró el 12 de febrero pasado.

Los maestros decidieron no parar las clases y utilizar el mobiliario escolar que quedó dañado por la tormenta Manuel, aún y cuando no tienen las condiciones adecuadas.

Sin embargo, los más de 60 padres de familia, alumnos y maestros definieron el 10 de marzo suspender labores, y exigieron el Inifed la culminación “inmediata” de las obras de reconstrucción en los planteles educativos.

La obra de esa escuela tiene un avance del 80 por ciento, pero está detenida desde agosto pasado por la falta de pago del dicha dependencia a la empresa constructora Clase 55 que ejecuta los trabajos.

Esteban Radilla López, tesorero del comité de padres de familia de la primaria, informó que el representante de ese organismo en Guerrero, Ignacio Marín, les entregó el expediente técnicos de las obras de reconstrucción, el cual están analizando.

En ese expediente se informó que el recurso presupuestados para la reconstrucción de la primaria son 7.5 millones de pesos, de los cuáles, la constructora Clase 55 apenas lleva ejercidos 3.1 millones, faltando por comprobar el ejercicio de 4.1 millones.

Radilla informó que el representante de la SEP en Guerrero, se comprometió a gestionar los recursos que faltan para la culminación de ambos planteles de El Bejuco, y ratificó que en tanto no sea entregada la obra en un 100 por ciento no se firmará de recibido.

“Se trata de aulas armadas, no como las escuelas anteriores construidas de mejor calidad”, lamentó el padre de familia.

El padre de familia advirtió que si no hay solución para la inmediata conclusión de las obras se movilizará la comunidad entera para exigir la entrega de los planteles educativos terminados en un cien por ciento regresando de las vacaciones de Semana Santa. “Habrá un movimiento serio y fuerte”, previó.