Acapulco, Guerrero.- No adquirí deuda pública porque no me lo permitieron, dijo el exalcalde perredista de Acapulco, Félix Salgado Macedonio, quien además pidió hacer memoria a quienes lo señalan de haber dejado una deuda de 396 millones 94 mil pesos.

En breve entrevista, luego de que acompañó al alcalde Evodio Velázquez Aguirre a la entrega de equipamiento para proyectos productivos, el exalcalde dijo que los diputados del Congreso estatal durante su periodo, y del exgobernador, Zeferino Torreblanca Galindo no le aprobaron un préstamo solicitado para el proyecto Lomas de Chapultepec, por lo que recalcó que no pudo haber endeudado al municipio.

“Cuando yo solicite un empréstito para hacer el proyecto Lomas de Chapultepec me lo negó el Congreso y mi amigo Zeferino Torreblanca Galindo, que era el gobernador, no me dio el aval, por lo tanto yo le agradezco muchísimo con el alma y el corazón, que me hayan negado endeudar al municipio. No lo pude endeudar, no me dejaron”, insistió.

Félix Salgado explicó que quienes son testigos de lo dicho son  la Secretaría de Hacienda, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el banco Banobras, el Congreso local, la Auditoria Superior de la Federación, y la Auditoria General del Estado.

“Ellos son los garantes de que no tengo una deuda pública”.

“Yo estoy dirigiendo un periódico, estoy trabajando. No estoy haciendo grilla y no me subo  a un ring con nadie”, sostuvo.

También dijo que respeta al exalcalde priista, Manuel Añorve Baños, al ex mandatadio Zeferino Torreblanca, Luis Walton Aburto y al actual alcalde, Evodio Velázquez Aguirre porque “son mis amigos. Tengo alto concepto de la amistad”.

Respecto al empréstito solicitado por Velázquez Aguirre, opinó que es una línea de crédito que se le puede autorizar al municipio antes de que el alcalde abandone sus funciones, “es deuda cuando se va y la deja”, aclaró.