Acapulco. El vocero único del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, aclaró que al gobernador Héctor Astudillo Flores “no le corresponde pedir una alerta de género”, sino emitir su aprobación para que una organización de mujeres pueda solicitar ante la Secretaría de Gobernación o la Secretaría de la Mujer que se inicie un proceso de investigación para conocer si es viable, la cual puede durar de seis meses hasta un año.

“No la puede plantear el Ejecutivo del estado, sino a partir de una solicitud que hace una organización legalmente constituida de mujeres para que en este caso, la Secretaría de Gobernación a través de una instancia específica, inicie un procedimiento largo de seis meses como mínimo, un año como máximo, para dictaminar la necesidad o no, el decretar la alerta de género en el estado”, aclaró.

Consultado vía telefónica aseguró que hasta la fecha no hay alguna organización que plantee la necesidad de la alerta de género en Guerrero.

“Es importante que las organizaciones que representan a las mujeres provean información a la autoridad para que todo lo recabado sea parte de una valoración que haga el gobernador para apoyar la necesidad de una alerta de género”, aclaró.

No obstante, aceptó que la Secretaría de la Mujer (Semujer), a cargo de Gabriela Bernal Reséndiz, ha planteado que se vive una situación “difícil en contra de la mujer por el sólo hecho de ser mujer” en Guerrero.

Recordó que el gobernador firmó un convenio de compromisos que son “medidas específicas” para poder proteger a la mujer de casos en donde son vulnerables. Estas “medidas” del gobierno, explicó, consisten en “proteger a la mujer” a través de la Semujer.

El vocero recordó que el convenio abarca las áreas competentes en el tema, como son la Fiscalía General del Estado, el Tribunal Superior de Justicia, la propia Secretaría de la Mujer, la Secretaría de Seguridad Pública y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos —en el que se comprometieron hace dos meses— a “actuar, defender y proteger a la mujer en casos donde estén siendo objetos de un delito”.

Grave, cualquier asesinato Por otra parte expresó que todos los hechos de violencia son graves independientemente del lugar en donde ocurran. “Pueden ser en una zona de playa, en la Costera o en una colonia popular, es igualmente grave y así se les toma”.

Ayer, al menos cuatro personas fueron asesinadas en distintos puntos de Acapulco. Uno de ellos, el de una mujer de 20 años que caminaba sobre la calle Prolongación de la colonia La Quebradora, que según los primeros reportes, fue perseguida por un hombre que le disparó en la cabeza.

Otro más, el de un hombre en la playa Papagayo ubicada en la avenida Costera,  así como un trabajador del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fue asesinado en una calle de la colonia Cuauhtémoc;

Hasta esta mañana, se continuaba con las investigaciones ministeriales, peritajes y resguardando las zonas en donde se cometieron los crímenes, dijo el vocero.

“Existe un proceso de investigación (pero) es muy temprano para determinar algunas situaciones que se puedan difundir a los medios”, aclaró y dijo que esperaba juntar la información para darla a conocer.

Mientras tanto, esta mañana, fue encontrado el cuerpo de una mujer de unos 40 años, cerca de la comunidad El Cayaco, aparentemente lapidada.