Ciudad de México.- Ante la posibilidad de que la Suprema Corte de Justicia ordene su destitución como Delegado de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal repartió culpas y advirtió que va a pelear.

Mañana se discutirá en la Corte un juicio de hace 14 años, por el cual la Delegación debe indemnizar a una ex trabajadora llamada María Aurelia Morales por 2 millones 421 mil pesos y restituirla en la plaza que ocupaba en 2003.

La responsabilidad de los juicios laborales, enfatizó, es del Gobierno central. "Hasta 2016 se presenta la resolución y derivado de ello la sentencia de inejecución.

"Deseamos que no actúe políticamente, de mala fe y menos con desconocimiento jurídico, porque se trata del más alto tribunal de justicia", aseguró Monreal.

Se debería responsabilizar a la Asamblea Legislativa y a la Secretaría de Finanzas, agregó, ya que las delegaciones no tienen la facultad de crear plazas laborales, por lo cual es prácticamente imposible dar cumplimiento a los juicios de esta índole.

"Es muy extraño que a días de reunirme con Andrés Manuel, a días de definir mi postura política surja esta embestida; es una casualidad medio extraña. "No me voy a dejar, voy a luchar", aseguró el Delegado.

Hace dos semanas, la Corte ordenó la destitución y consignación penal del perredista Israel Moreno, entonces Jefe Delegacional en Venustiano Carranza. Perredistas también apuntaron hacia una motivación política en el caso.