Empresarios del municipio de Chilpancingo desaprueban la campaña “Actuando por Guerrero”, creada por el Consejo Coordinador Empresarial, porque se sustenta en hablar bien del estado y busca evitar exponer la realidad que enfrenta el sector en la entidad: robos, extorsiones y cobro de piso por parte de la delincuencia organizada.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Adrián Alarcón Ríos, sostuvo que no se puede dejar de señalar la violencia que “nos está asediando todos los días” en la capital del estado.

Por lo que recalcó que no se debe esconder los crímenes, robos y la delincuencia común: “porque por escondernos estamos como estamos”.

La campaña “Actuando por Guerrero” fue puesta en marcha por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) el pasado domingo, y tiene por objetivo difundir e impulsar acciones positivas e incluyentes para crear conciencia social a favor del estado.

Dicho consejo busca que se rescate “siempre lo bueno” del estado, según declaró el propio presidente, Jesús Meléndez.

Consultado vía telefónica, Alarcón Ríos, sostuvo su desaprobación y manifestó que en las condiciones de violencia que vive Guerrero “debemos ver nuestra realidad” y levantar la voz y hacer causa común con los tres niveles de gobierno para lograr revertir la situación de inseguridad, no sólo hablar bien”.

“Es una posición muy cómoda y no realistas con lo que sucede en Guerrero”, sostuvo el líder de la Coparmex Chilpancingo.

Insistió en que no se debe evitar hablar de los problemas que enfrenta el sector en Chilpancingo y el resto del estado, porque es la forma de exigir a los tres niveles de gobierno que cumplan con la obligación de brindar seguridad a los ciudadanos.

Alarcón Ríos afirmó que no por hablar bien de Guerrero van a cambiar las condiciones en las que se encuentra el estado, pero se mostró a favor de reconocer las acciones que han puesto en marcha las autoridades para tratar de hacer frente a la violencia.