Cuernavaca, Morelos.- Los padres de las nueve víctimas asesinadas durante el ataque a un velorio y de las 13 personas que resultaron heridas aseguraron que este hecho no tiene relación con el crimen organizado, como lo han informado las autoridades de Morelos.

“Aclararles que este hecho no tiene relación alguna con algún crimen organizado, con narcotráfico, con nada relacionado a eso, nuestros hijos eran hijos de familia, algunos ya eran padres, algunos trabajaban, otros estudiaban, otros eran futbolistas, eran deportistas más que nada. Todos tenían un futuro, todos estaban buscando un porvenir, buscando un futuro brillante dentro de la sociedad”, dijo Daniel Jiménez Figueroa, padre de uno de los jóvenes acribillados.

La noche del 1 de septiembre un grupo de sujetos armados llegó a bordo de varias camionetas hasta la casa donde velaban a un menor de edad y disparó contra los asistentes, en su mayoría jóvenes, dejando como saldo nueve personas muertas y 13 lesionadas, hasta el momento.

Al día siguiente del ataque, a través de un comunicado de prensa, primero, y de un mensaje del Secretario de Gobierno Pablo Ojeda Cárdenas, después, las autoridades de Morelos señalaron que el ataque se debió a un enfrentamiento entre grupos delictivos que se disputan la plaza.

En rueda de prensa ofrecida en la entrada de la colonia Antonio Barona, en Cuernavaca, donde ocurrieron los hechos, los padres aseguraron que no se trató de un enfrentamiento, sino de una masacre.

“Ahí no había ningún delincuente, no había ningún criminal, no queremos que esto se confunda, no fue un enfrentamiento, fue una masacre, lo que hicieron fue un acto terrorista de la manera cómo acribillaron a nuestros hijos: les dieron cantidad de balazos indiscriminada, donde ellos no se lo merecían. Ellos simplemente estaban queriendo despedirse de un amigo de infancia”, agregó Daniel Jiménez.

Los familiares de las víctimas lamentaron que a nueve días de la masacre el Fiscal General, Uriel Carmona no haya contactado a las familias para darles a conocer el avance en las investigaciones y condenaron el hecho de que el mismo Fiscal también criminalizara a los jóvenes.

“No hemos tenido ningún acercamiento con él, de él lo único que les puedo decir es que criminalizó el suceso, lo criminalizó como algo de una guerra entre cárteles, si no me equivoco o algo por el estilo, cosa que yo sí quisiera que se acercara a nosotros para que nos diga por qué lo hizo de esa manera. Debe de tener algún avance para poder hablar y decir lo que dijo, entonces, sí quisiéramos que se nos acercara. La respuesta es no, no se nos ha acercado”, dijo el padre de familia.

En el mismo comunicado oficial emitido al día siguiente del multihomicidio, las autoridades de Morelos aseguraron que contaban con informes del grupo responsable del ataque, sin embargo, hasta este día no hay ninguna persona detenida por el hecho, por lo que las familias pidieron al gobernador que actúe, ya que también lo han buscado, pero no les ha dado la cara.

“En una declaración nosotros nos dimos cuenta que decía que él ya tenían ubicados a los autores de este acto sangriento, de esto que aconteció, pero yo no veo respuesta alguna ,no ha habido algún acercamiento, no nos ha llamado, no nos ha dado la cara, no nos ha dicho nada”, expresó.
Además, demandaron al gobernador Cuauhtémoc Blanco que si no puede tomar las riendas del estado y hacer bien su trabajo, que mejor renuncie.

“Eso a mí se me hace una respuesta o una opinión nefasta. Por eso se supone que cuando se ponen, o se proponen para un cargo así, hay que tener capacidad, él está demostrando que no la tiene, él está demostrando que el estado se le fue de las manos, hemos estado viviendo la violencia que jamás habíamos vivido y que ahora es el momento que el gobernador tome una decisión: o toma las riendas de su puesto y hace las cosas como las debe de hacer, o que renuncie y que deje a una persona capaz de solucionar estos problemas para que así sea”.

Te va a interesar:

"El gobierno no tiene la culpa", responde El Cuauh sobre masacre en velorio

Vecinos se encargarán de seguridad, tras masacre en velorio en Cuernavaca