Ciudad de Méxco.-Luego de que el Leganés se quedara al filo de la salvación en LaLiga, el clima en el equipo es de frustración absoluta por todo el esfuerzo aplicado en el último partido ante el Real Madrid. Lágrimas, caras largas y lamentos se dibujan en los dirigidos por el mexicano Javier Aguirre, quien no queda exento de este sentimiento, al grado, incluso, de dejar abierta la posibilidad de abandonar el equipo.

"Siento que es mi despedida del Leganés. No fui capaz de cumplir el objetivo. Me sentaré a ver si quieren que continúe. 'Siento mucho dolor por los chicos porque están destrozados. Merecimos algo más", expuso el técnico mexicano tras al fatídico resultado de esta tarde.

Javier Aguirre comprende que el VAR está sujeto al error humano

La que pudo haber sido la jugada más polémica de esta partido se produjo en perjuicio del Leganés de Aguirre, luego de los árbitros no sancionaran como penal una mano del Real Madrid en el área. Ante esto, el técnico mexicano comprende que aunque el VAR es una gran herramienta, sigue estando sujeta a la manipulación e interpretación humana, lo cual siempre dejará lugares a errores.

Rendimiento del VAR. "Soy un defensor del VAR. La herramienta me gusta mucho porque ve esos centímetros que está en fuera de juego o no. Ve esas manos que son o no son. Yo, de la herramienta como tal, a mí me gusta. De la persona que decide si hay que verla o no verla es ya donde entra la cuestión humana. Si el árbitro que está arriba no cree punible esa mano, reconocida por el cuerpo arbitral, es su decisión y ya está.

La decisión dependió de una sola persona, del que está en el VAR que dijo: 'No, no vengas a verla porque sí es mano pero no es punible. El VAR es interesantísimo, es estupenda y antes no estaba esa herramienta. Es muy bueno. Desgraciadamente hoy la persona que tenía que tomar la decisión de traer el árbitro a ver la pantallita decidió que no, y ahí está de nuevo el factor humano, que hace que el VAR no entre en acción.

El de arriba la ve, ve la mano, lo acepta, pero no la considera punible. La decisión del de arriba es lo que no duele, porque lo toma muy tranquilo y, a lo mejor, no dimensiona lo que puede pasar."

Continuidad en el Leganés. "Me considero un entrenador de fútbol con un gran grupo de asistentes, encontré gente muy buena ya en la institución, y hay que esperar, uno nunca sabe en el fútbol qué es lo que viene. Realmente yo soy un hombre de fútbol, entiendo las circunstancias, es cierto que es mi primer descenso, son muchos años en el fútbol.

Ni como jugador ni como asistente me había tocado. Es cruel, es duro, porque veo un vestuario roto, muchas lágrimas, porque llamas a la familia y están igual, destrozados. Va a ser una noche larga, pero, como les decía a los chicos, cuando una da lo que tiene, si alguien se hubiera guardado algo, si hubiera visto egoísmo, si hubiera visto gente que no se brinda en el campo, yo sería el primero en reprocharme eso, de no ser capaz de activar y motivar a la gente.

Pero vi a mis jugadores motivados, los de la grada, los que entran, los lesionados, los suspendidos, vi un colectivo muy involucrado con nuestras carencias, pero yo esperaré a ver cuál es mi futuro. Yo no me puedo pronunciar en este momento porque no tengo certeza de qué va a suceder mañana."