México. Notimex.- El próximo titular de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, Jesús Orta Martínez, aseveró que por ningún motivo el gobierno capitalino que encabezará Claudia Sheinbaum utilizará la represion contra los movimientos sociales y propuso enfrentar la inseguridad con el acceso a derechos.

“La jefa de Gobierno de la Ciudad de México nunca dará la orden de utilizar las fuerzas policiales para reprimir a la población, y esa es una instrucción que tengo clara y cumpliré de manera cabal con toda la corporación”, subrayó.

En conferencia de prensa, presentó la estrategia denominada “Para una Ciudad de México segura y en paz” que consta de 15 ejes de actuación que tienen como propósito rescatar a la capital del país de la delincuencia y la violencia.

Resaltó que se fortalecerá el nivel salarial de los policías en términos reales, considerando que sus percepciones económicas actuales son 23 por ciento más bajas que el promedio nacional, lo que es inadmisible para la policía más grande del país.

“El compromiso es fortalecer su salario y otorgar un estímulo permanente a los dos mil 541 jefes de cuadrante, institucionalizándose las prestaciones económicas de los policías y se reestructura su sistema de pensiones”, indicó.

La estrategia prevé la creación de la Ley de Seguridad Ciudadana y del Gabinete de Seguridad, Justicia y Gobierno; el fortalecimiento del Mando Único, La coordinación con el Gobierno Federal, Coordinación con Gabinete de Seguridad, Justicia y Gobierno.

Asimismo, la erradicacion de la corrupción, fortaleciéndose la transparencia y la rendición de cuentas; el fortalecimiento de la labor de planeación e inteligencia, así como la operación policial basada en cuadrantes, controles de confianza y su evaluación permanente.

También se propone impulsar la estrategia de seguridad para el transporte público; la formación, capacitación y carrera policial; el mejoramiento de las condiciones laborales, apoyo e incentivos a la Policía de la Ciudad de México; protección de los derechos humanos de la ciudadanía y protocolos de actuación policial.

De igual forma se prevé el fortalecimiento de la prevención; la estrategia Alto al Fuego en algunas colonias, barrios y pueblos de mayor índice delictivo, así como impulsar la Policía de Proximidad y cercanía con la ciudadanía y mayor coordinación con el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia.

Entre otros puntos, Orta Martinez detalló que la la Constitución local mandata al gobierno capitalino a ofrecer las condiciones para que la ciudadanía pueda tener una convivencia pacífica y estar libre de amenazas derivadas de la delincuencia.

En presencia de la jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum, el próximo encargado de la seguridad pública sostuvo que la inseguridad no se resuelve sólo con el fortalecimiento de las fuerzas policiacas, sino con estrategias integrales que permitan el acceso a los derechos de educación, cultura, salud y trabajo, así como el pleno respeto a los derechos humanos.