De acuerdo al gobernador del estado, Rogelio Ortega no existen cifras claras que permitan determinar la cantidad de personas que sufren de trata en Guerrero; esto a pesar de que la entidad, y principalmente el puerto de Acapulco, han sido reiteradas veces señalados como puntos principales de este delito a nivel nacional, e incluso internacional.

El mandatario estatal señaló que es muy difícil tener una cifra de las personas son víctimas de la trata en Guerrero,

“Antes de entrar al evento formal, le preguntamos al maestro Felipe de la Torre si podríamos nosotros tener identificado este tema. Hay cifras desagregadas y dispersas; las que tiene la Fiscalía, el INEGI y las que tienen otras dependencias como la PGR. Difícil pero, en la medida en que este el tema se visualice socialmente y sea atendido por las estancias correspondientes, con expertos, podremos llegar a definir una misma metodología y los mismos indicadores”, dijo, tras su participación en el lanzamiento de la campaña Corazón Azul, que organiza la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC), y en donde estuvo presente el asesor regional y oficial a cargo de la Oficina de Enlace y Partenariado en México de la UNODC, Felipe de la Torre Corral.

Sin embargo, señaló que “este flagelo azota fundamentalmente en los barrios y las colonias populares, en los lugares donde hay mayor fragilidad con el tema de seguridad y vulnerabilidad”.

Sobre el asesinato del comandante regional de la Policía Ministerial, Jesús David Urquizo Molina señaló que se trata de un hecho grave, pero señaló que “funcionó nuestro dispositivo de coordinación, y afortunadamente se bloquearon las salidas de Chilpancingo, de inmediato”.

“Es lamentable que suceda este clima de violencia, producto de la delincuencia organizada vinculada al narcotráfico, al secuestro, a la trata de personas, extorsión y cobro de piso”, señaló.

Sin embargo, se le preguntó si el inicio de una campaña de concientización serviría de algo cuando tanto Acapulco, como Guerrero, han sido señalados constantemente por diversos casos en los que la trata de personas es evidente. A ello, el gobernador respondió:

“Es una firma para el desarrollo de una gran campaña, y tiene que ver con acciones educativas y la cultura de la denuncia”.

Cuestionado sobre la aparente falta de resultados del Operativo Verano 2015, así como del apoyo de las fuerzas federales, Ortega Martínez dijo: “yo me pregunto qué sería del estado de Guerrero sin el Operativo Tierra Caliente, que nos permitió concentrar a más de 12 mil elementos del Ejército, para inhibir y contener”.

Además, dijo que el semestre pasado fueron destruidos por el Ejército 52 mil plantíos de amapola.

“Somos, junto con Afganistán, que es un país, nosotros somos una región, la Sierra y la Montaña Alta, el productor número de goma de opio en el mundo. Esto pone de relieve la dimensión de la presencia del crimen organizado”, señaló.

Por otro lado, sobre los bloqueos del día de ayer en la carretera, tanto por miembros del Frente Único de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG), y de habitantes de comunidades que demandan la creación de nuevos municipio, el gobernador indicó: “intervenimos de manera inmediata para buscar rutas de solución, yo los recibí, en la oficina del Palacio de Gobierno, y hablé con ellos que gestionaría con la comisión de gobierno del Congreso que puedan ser escuchados y recibidos”.

En el evento participaron los presidentes municipales de Acapulco, Luis Uruñuela Fey; de Coyuca de Benítez, Ramiro Ávila Morales y de Cocula, César Miguel Peñaloza Santana, además del representante del gobierno de Iguala, José Eduardo Rangel Flores.

También la presidenta del DIF Acapulco, Blanca Villalba; la subdelegada federal del Instituto Nacional de Migración en Guerrero, Elena Sosa Hernández; el comandante del 56 Batallón de Infantería, Gilberto Valladares Velázquez, funcionarios y representantes de la sociedad civil.