Chilpancingo, Guerrero.- El alcalde morenista de Iguala, Antonio Jaimes Herrera, se quejó de la falta de coordinación con el gobierno federal, el gobierno del estado y la Guardia Nacional en materia de seguridad en el municipio que ha sido desplazado en las tareas de seguridad, además de que el C4 es inoperante y solo retrasa las atenciones de emergencias.

Durante la comparecencia con diputados de las comisiones unidas de Justicia, Seguridad y Asuntos Indígenas y Afromexicanos en el Congreso, el alcalde informó que de 50 policías preventivos detenidos y acusados por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en 2014, 13 quedaron en libertad y están demandando al gobierno municipal para que les paguen sueldos caídos y prestaciones, pero dijo que ellos no los despidieron y fueron requeridos por las autoridades federales.

El alcalde anunció que demandará al gobierno federal para que se haga responsable por los daños que han ocasionado los normalistas de Ayotzinapa durante las movilizaciones en el ayuntamiento, inmueble que permanece improvisado hasta el momento.

Jaimes Herrera inició su comparecencia quejándose de la falta de policías y coordinación con las autoridades en materia de seguridad.

Explicó que el municipio cuenta con 64 policías y requieren de 400. En lo que va del año han reclutado a 20 aspirantes, pero 18 reprobaron los exámenes y dos continúan en evaluación con riesgo de que reprueben.

Los policías fueron desarmados tras la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, hasta el momento las autoridades estatales han devuelto 47 armas largas, pero permanece bajo el resguardo de las autoridades federales las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública y 19 vehículos oficiales incautados.

Destacó que en Iguala no hay secuestros ni exhortaciones y el delito que enfrenta la ciudad es el asalto a transeúntes, además del robo de vehículo por personas de la sierra y Morelos.

“El problema real es que no hay coordinación, nos falta coordinación gobierno federal, no hay coordinación con el gobierno del estado y el municipal. El C-4 es el que maneja toda la información y nosotros no podemos ser parte de la solución sino somo parte del problema, no tenemos acceso al C-4. El C-4 en Iguala es inoperante, lo único que hace es dilatar el servicio de emergencia”, dijo.

Tampoco hay coordinación con los 120 elementos de la Guardia Nacional quienes solo utilizan a Iguala como base y no realizan operaciones en la ciudad. En el caso de la Policía Federal están enfocados en dar atención a los colectivos que buscan a fosas clandestinas y no realizan acciones de seguridad y de no ser por la policía estatal, en Iguala no habría presencia policíaca.

Ante el robo de vehículos pidió al Ejército que instalaran retenes en las cuatro salidas y accesos de la ciudad, pero dijo que no lo hicieron porque se necesitan a 30 elementos en cada uno de los puestos de revisión.

El alcalde se refirió también las protestas de los normalistas y organizaciones que han causado destrozos en el ayuntamiento, y anunció que demandará al gobierno federal para que se haga cargo de la reconstrucción del inmueble que era vigilado por policías federales pero cuando había manifestaciones se retiraban permitiendo los destrozos.

El alcalde dijo que la desaparición de los 43 normalistas estigmatizo a Iguala, lo que ha impedido el desarrollo social y económico, pero trabajan para recuperar las confianza.

El presidente de la Comisión de Justicia, Omar Jalil Flores Majul cuestionó al alcalde por asegurar que no había secuestros ni extorsiones en el municipio cuando la realidad era otra. Cuestionó también que el encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública, Vicente Salgado no presentara su certificación.

Las comparecencias de alcaldes este viernes y sus secretarios de seguridad se da en atención a la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) tras el Caso Iguala, relacionada con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en la que pide a los diputados revisar las condiciones de las policías municipales y las acciones en materia de seguridad.