Ciudad de México.- La nueva sede de la empresa de tecnología Apple superará en costo y  ostentosidad a las que competidores como Google o Facebook tienen proyectado.

El edificio, diseñado por el arquitecto británico Norman Foster, requiere un gasto de cinco mil millones de dólares, lo que la convertiría en la sede corporativa más cara de la historia.

Recientemente, Facebook abrió un nuevo edificio de menos de 40 mil pies cuadrados, más parecido a un almacén gigante que a un edificio corporativo, como es el estilo informal de la empresa.

En tanto, Google tiene planeado construir una sede con “edificios de cristal movibles”, cuyo costo será de alrededor de mil millones de dólares.

La nueva sede de la empresa de la manzana se construye en la pequeña ciudad de Cupertino, al norte de California, donde actualmente hay apretados barrios y uno que otro centro comercial.

El propio fundador de Apple, Steve Jobs, aseguró meses antes de morir que la estructura, similar a una nave espacial, sería “el mejor edificio de oficinas del mundo”.

De hecho, la última aparición pública de Jobs fue en una reunión del consejo en Cupertino donde solicitó la aprobación del proyecto.

Afirmó que el nuevo edificio no sólo sería la sede de la empresa, sino que visitantes de todo el mundo viajarían para verlo.

Desde entonces, más de 13 mil trabajadores han colaborado para la construcción del enorme edificio, con forma de un gigantesco anillo.

Apple sede en obra_900x450

Enormes extensiones de espacio verde se asentará dentro y fuera del edificio de forma circular.

Actualmente, la obra está protegida con enormes paredes y, de lejos, sólo se puede ver cómo las grúas trabajan día y noche alrededor de una enorme pila de arena.

Tan sólo los paneles de vidrio para cubrir el exterior son sumamente especiales, son las piezas de cristal curvado más grandes jamás fabricados y una empresa alemana se encargará de su creación.